A julio, los bancos entregaron periodos de gracia a 11,7 millones de deudores por $225 billones, incluso algunos vencen en 2021

Juan Sebastian Amaya

Al 29 de julio, los bancos entregaron periodos de gracia a 11,74 millones de deudores (entre personas naturales y empresas), con 16,71 millones de créditos por $225,53 billones. Lo anterior, como medidas de alivios para los consumidores afectados por la crisis económica que causó la pandemia.

En medio de un seminario realizado por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), el superintendente Financiero, Jorge Castaño, anunció que cerca de 40% del total de las prórrogas otorgadas por la banca se vence en los próximos tres meses. El funcionario reveló que otro 20% de los periodos de gracia culminan en lo que resta del año e, incluso, 2,1% termina a principios de 2021.

“Los periodos de gracia tienen una duración promedio de 3,6 meses y 60% se vencen durante lo que resta del tercer trimestre, más el cuarto trimestre de este año. Por ejemplo, 16,5% se vencen en agosto, 20,5% en septiembre, 2,1% en octubre, 12,8% en noviembre y 3,4% en diciembre”, agregó.

En ese sentido, el funcionario explicó que la suma total de estos beneficios ($225,53 billones) corresponden a 42% del total de la cartera crediticia del sistema que, a mayo, suma $530 billones, y destacó que esta es la proporción más amplia en materia de alivios de este tipo que el sector financiero de los países de la región han entregado en la coyuntura.

“Los colombianos son buenas paga. Colombia tuvo cerca de 42% de su cartera en periodos de gracia y comparado con otros países de la región no hubo esa tracción. Chile tuvo 28,9%; Panamá, 22,8%; Ecuador, 20%; Perú, 17,4%; México, 16,9%; Brasil, 14,6%; y Paraguay, 8,4%. Estos países aplicaron medidas muy similares a Colombia”, puntualizó Castaño.

Otro de los puntos más relevantes que expuso el funcionario es que la cartera con períodos de gracia supera 30% del total en las diferentes modalidades, situación que de igual manera se presenta a nivel departamental.

En ese sentido, los créditos de vivienda fueron los que recibieron mayores beneficios dentro de esta primera etapa de periodos de gracia, con 62,5% del total de la cartera ($49,1 billones aproximadamente) que, a mayo, fue de $78,56 billones.

Continúa el segmento de consumo que, de una cartera bruta de $156,78 billones, 51,93% ha recibido algún tipo de extensión en el plazo de pago, es decir, cerca de $80 billones. A su vez, los microcréditos, con alivios a 47,61% ($6,1 billones) del total de la cartera ($13 billones), se ubican como los terceros con mayor recepción.

Finalmente, 31,31% de la cartera del segmento comercial, que son los créditos para las empresas y grandes compañías, recibió periodos de gracia, lo que se refleja en cerca de $90 billones de los $281,73 billones que la banca ha emitido.

Al respecto, el presidente de Anif, Mauricio Santamaría, destacó el papel que han jugado los bancos en medio de la crisis y aseguró que, tanto el Gobierno, como el sector y los consumidores, deben salvaguardar la estabilidad del sistema para garantizar una recuperación económica más efectiva a través de la emisión de créditos.

“Se ven ideas sobre la condonación de los créditos o para dejar de cobrar las cuotas por un año que, afortunadamente, no han tenido tracción porque, en el momento en el que el sistema comience a tener problemas reales de liquidez y solvencia, sí entraríamos en una recesión que nos llevaría a un punto de más difícil retorno”, dijo.

“Hay que reconocer que esta solidez del sistema es un activo que tenemos que proteger, en vez de tratar de abrirle huecos que no van a resolver la crisis sanitaria, pero sí van a abrir un hueco en el sistema financiero que nos puede terminar perjudicando más a todos”, añadió Santamaría.

Frente a ese panorama, la codirectora del Banco de la República, Ana Fernanda Maiguashca, catalogó la solidez de la banca como el punto principal de la reactivación económica y opinó que, aunque existe cierto desacuerdo de los deudores con el total de medidas tomadas por el sector, se debe reconocer que el riesgo para el ahorro de los depositantes y recursos de los bancos aumentó.

“Los bancos les generan una gran antipatía al público. Sin embargo, esa antipatía impide ver que son un activo valiosísimo por su rol en la emisión de créditos y porque su provisión de servicios ha sido un determinante fundamental para llegar a los alivios de nómina a las empresas, entre otros”, subrayó.

La codirectora reseñó que sí se ve una transición de la baja de tasas del Emisor hacia los créditos para personas y empresas, “pero también es cierto que no podemos esperar que se dé en todos los segmentos porque la forma de entrega de créditos se está viendo afectada y eso no se puede desconocer”.

El vicepresidente corporativo de Bancolombia, Mauricio Rosillo, concluyó que el rol de los bancos va a ser mucho más importante en lo que viene por la entrega de alivios, nuevos créditos, canalización de subsidios y estructuración proyectos a través del mercado de capitales.

LOS CONTRASTES

  • Jorge CastañoSuperintendente Financiero

    “El sistema financiero tendrá un resto de año exigente y no es momento de preservar una rentabilidad, sino una solvencia y estabilidad, que irá bajando en el tiempo y pasará de 15% a 14%”.

  • Ana Fernanda MaiguashcaCodirectora del Banco de la República

    “Los bancos le han permitido al Estado llegar con sus ayudas por el choque del covid-19. Por ejemplo, un millón de familias ingresaron por primera vez al sistema para recibir el Ingreso Solidario”.

Antioquia y Vaupés, los más beneficiados
Las carteras crediticias originadas en Antioquia y Vaupés son las que mayor cantidad de periodos de gracia han recibido en el país, con 73% y 57% del total, respectivamente.

Además, según el superintendente Financiero, Jorge Castaño, en la lista continúan Cundinamarca, con beneficios en 46% del total de su cartera; La Guajira, con 41%; y Cauca y Santander, ambos departamentos con 38%. Entre tanto, Bogotá (la cartera más grande del país), recibió 25% de prórrogas.