La pandemia acabó con un promedio de 50.000 puestos de trabajo en la ciudad y la tasa de desempleo subió a 28% en el peor momento

Juan Sebastian Amaya

La pandemia elevó el desempleo en el país y las ciudades intermedias han sido unas de las más afectadas. En el caso de Villavicencio, la crisis arrasó con 50.000 empleos, pero, con la paulatina reapertura de sectores, ya se han recuperado 28.000. En Inside LR, el alcalde de la ciudad, Felipe Harman, explicó que la meta es llegar a 40.000 empleos nuevos y detalló el plan de reactivación ‘Villavicencio con toda’.

¿Cuál fue la afectación económica que dejó la pandemia?
La situación ha sido crítica, son cerca de 50.000 empleos que se perdieron en el marco de la pandemia y los ingresos del municipio se redujeron en cerca de 20%, y esto viene con varios retos de modernizar la ciudad, de evitar ese rentismo natural que se venía tejiendo de la industria petrolera que, además, con el bajonazo del precio tiene un mercado fluctuante y que genera unos impactos microeconómicos en la ciudad de enorme complejidad.

¿Cómo afectó la crisis petrolera a la ciudad?
La volatilidad de la industria petrolera genera una tasa de desempleo mayor porque las empresas no se lanzan a explorar y eso baja la generación de empleo y, al mismo tiempo, todo lo que fluctúa en la economía de servicios también disminuye. Estamos hablando en que ese 20% de menos significa entre $30.000 millones y $40.000 millones menos de ingresos corrientes y con todas las dificultades que amerita, pero en medio de las adversidades se fortalecen los equipos

¿Cómo se ejecutará la reactivación?
Creo que, a partir de esta situación generada por la pandemia, también existe una oportunidad y es la transformación del aparato productivo de la ciudad y, en ese contexto, estamos ampliando en un campo importante y un abanico de posibilidades para transformar a Villavicencio, para modernizarla y desarrollar instrumentos que nos permitan tomar la rienda de desarrollo en un contexto en el que se requiere diversificar todos los componentes asociados a nuevas inversiones.

¿De qué se trata el plan ‘Villavicencio con toda’?
Son varias cosas, la primera es que consideramos que hoy es un importante escenario para las ciudades intermedias del mundo y, en ese contexto, queremos tener unas ventajas importantes con un desarrollo urbano inclusivo; una marca para posicionar a Villavicencio como un lugar de destino para actividades turísticas; ‘Villavicencio ciudad inteligente’, para superar los retos de conectividad; y el tejido local empresarial.

Eso es ‘Villavicencio con toda’ y en ese marco hemos podido avanzar en la recuperación del desempleo, que llegó en su pico a 28% y hoy ya está en 23%. Falta mucho más, pero es parte de un ejercicio en el que la consecución de las obras y de los recursos públicos serán un dinamizador de empleo.

¿Cuántos empleos se pretende recuperar?
Hicimos un consejo gremial local porque, por más intensión o capacidad que pueda tener la Alcaldía, sola no puede liderar la reactivación. Nos vimos con los gremios y articulamos a todos los sectores del mercado para consolidar una dinámica que nos permite decir que la meta indicativa es que esperamos recuperar 40.000 empleos.

Con la reapertura, ¿cuántos ya se han recuperado?
Hemos disminuido en 6 puntos porcentuales el desempleo desde que arrancó la crisis. Tenemos un monitoreo en una plataforma en la que se inscriben las empresas para su reactivación y ha generado un seguimiento de la recuperación de al menos 28.000 empleos.

Un eje del plan es ‘Compra llanero’, ¿de qué se trata?
Como la vocación económica de la ciudad tiene que ver con servicios y comercio, nos dimos cuenta de que los principales generadores de empleo son las empresas de cuatro o cinco empleados porque, de 10 empleos, siete se generan en Pyme, pero estas no tienen capacidad de crédito. Creamos un fondo de desarrollo económico local que flexibiliza las condiciones de crédito para no depender de la banca de primer piso y, al mismo tiempo, un centro de fomento empresarial que va a garantizar el acompañamiento y seguimiento a estas iniciativas.

¿De cuánto es la línea?
Esto también incluye que los centros comerciales y almacenes de cadena, incluyendo al Grupo Éxito, ubiquen stands para productos de microempresarios locales para fortalecer su comercialización y esperamos garantizar un impulso al empleo a costa de una inversión de más o menos $5.000 millones en esta línea.

¿Busca una ciudad 24 horas?
Planteamos que Villavicencio tiene que fortalecer sus equipamientos turísticos para mejorar un circuito que evite que la gente, porque hay muchos turistas, se vaya a sus fincas o a municipios ajenos al desarrollo de la ciudad; necesitamos que graviten alrededor de Villavicencio y en ese eje planteamos 24 horas reactivando una oferta de atractivos de turismo acabando con elefantes blancos, como la Galería 7 de Agosto, que la queremos convertir en un atractivo importante. También el deporte y recreación física nocturna, y detallamos los elementos para que podamos fortalecer una nueva ruta a partir del otro año. Esto está acompañado de otra idea que es el Parque Metropolitano.

¿Y en infraestructura?
Estamos habilitando suelo con varios elementos asociados a gestión porque sabemos el déficit de capital. A los constructores y desarrolladores inmobiliarios les decimos que nos paguen en tierra, que va a ser paga en el marco de cargas urbanísticas (como plusvalías e impuestos) y creando un banco de reserva de suelo. Al mismo tiempo, trasferencias de subsidios de vivienda en especie que nos permitan apalancar el acceso y construcción de 5.000 viviendas. Estamos en ese trámite y sorteando esa consideración.

¿Y en obras públicas?
Estamos hablando de cerca de $40.000 millones que queremos invertir en medidas que generen empleabilidad en condición inmediata.

¿Cómo fortalecer la tecnología y digitalización?
Precisamente, ya se revierte una concesión que no nos gusta y es la del alumbrado público porque pignoró el tercer impuesto más importante de la ciudad, que oscila en $22.000 millones, y hay amplias posibilidades de interconectar nuestro sistema semafórico y de cámaras, y poner un sistema de monitoreo ambiental en el marco de la fibra óptica. Uno de los limitantes tiene que ver con la conexión a banda ancha y por eso estamos estructurando una empresa de tecnología para que apalanque esos espacios en el mercado.

¿Cuál fue el presupuesto para la atención de la pandemia?
Teníamos que tomar una decisión: o gastábamos recursos públicos en infraestructuras temporales que finalmente no resolvían un déficit o los problemas de la ciudad, o avanzábamos significativamente en generar inversiones que quedaran en el patrimonio público para fortalecer la capacidad hospitalaria. Hicimos dos inversiones muy importantes que oscilan en $6.000 millones.

EL PERFIL
El actual alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, se posesionó y asumió su cargo desde el primero de enero de 2020. En medio de su experiencia académica y profesional, es ingeniero civil y tiene una especialización en Gestión de Ciudad y Territorio, con maestría en Medio Ambiente y Desarrollo de la Universidad Nacional.

En su juventud, fue líder estudiantil en su instituto de educación secundaria, consultor y concejal de Villavicencio por cuatro años (entre el primero de enero de 2016 y hasta finales diciembre de 2019). Llegó al cargo más importante de la ciudad en representación de movimientos alternativos ciudadanos.