A pesar de que la desocupación continúa en niveles altos frente a 2019, el problema en los jóvenes de 14 a 28 años en el tercer trimestre fue de 25,9%

Juan Sebastian Amaya

Una de las poblaciones más afectadas por la pandemia y la crisis económica en materia de empleo es la de los jóvenes, pero, en los últimos tres meses, su mercado laboral ha reflejado una leve recuperación.

Según el más reciente informe publicado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), durante el tercer trimestre del año (julio-septiembre), la tasa de desocupación para los colombianos de entre 14 y 28 años fue de 25,9%, cifra que viene presentando reactivación frente a los trimestres móviles pasados, pues en mayo-julio fue de 29,7%, en abril-junio de 29,5% y en marzo-mayo de 26,6%.

“Eso significa que hemos tenido una corrección relativamente importante en la tasa juvenil, en donde, para el trimestre de marzo-mayo, era de 26,6%. Entonces ya estamos retornando a niveles similares a los que teníamos en ese trimestre móvil”, puntualizó el director de Dane, Juan Daniel Oviedo.

Sin embargo, el funcionario advirtió que la tasa continúa siendo alta frente al año pasado y niveles prepandemia, pues presentó un aumento anual de 7,8 puntos porcentuales (pps) al compararla con septiembre de 2019, cuando el índice fue de 18,1%.

Por ciudades, Ibagué, con 39,5%; Florencia, con 38,3%; y Popayán, con 37,6, son las que mayor desempleo para jóvenes presentan. Continúan Tunja (36,3%), Villavicencio (35,8%), Neiva (35,6%), Valledupar (34,4%), Armenia (34,2%), Cartagena (33,85) y Manizales (33,85).

Al respecto, el representante de estudiantes de la facultad de Economía de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, Alejandro Rodríguez, manifestó que, debido a la pandemia, la situación para los jóvenes y estudiantes sí ha tenido grandes repercusiones en materia de acceso y oportunidades, lo que complica el consumo, comportamiento de sus hogares y pago de estudios.

“El panorama es bastante complejo por el desempleo juvenil y la empleabilidad, se perdieron muchos puestos y recuperarlos será muy difícil porque algunos sectores no se han reactivado y eso tiene efectos bastantes grandes para nuestros estudios y hogares. Por ejemplo, muchos jóvenes trabajábamos en el sector de bares, restaurantes y recreación”, comentó.