La economía volvió a tener 20 millones de personas ocupadas en septiembre, cifra que no se veía desde marzo, cuando se sintió el coletazo del confinamiento estricto

Juan Sebastian Amaya

La terminación del aislamiento obligatorio y el final de algunas cuarentenas adicionales en las principales ciudades del país generó un alivio en el mercado laboral durante septiembre y, aunque las cifras de desempleo continúan siendo altas, se evidencia una recuperación o reintegro a la ocupación de cerca de un millón de colombianos, para volver a 20 millones de personas con una ocupación.

Según el Dane, la tasa de desempleo en septiembre fue de 15,8%, la más baja desde marzo, y a este mes se recuperaron 67% de los puestos, ya que en abril se perdieron 5,4 millones y al noveno mes la cifra de reempleo llegó a 3,7 millones de ese total.

Además, al hacer la comparación del balance de enero a agosto, con los resultados de empleabilidad en septiembre cuando se dio la reapertura de sectores, la población ocupada pasó de 19,23 millones de personas a 20,23 millones, es decir, un aumento de 995.000 trabajadores.

“Vemos que, cuando comparamos lo corrido del año a agosto con septiembre, hay un alza de casi un millón de personas de más que reingresan a la ocupación por el efecto de la cuarentena, que hace llamar rápidamente a personas en varias actividades”, explicó el director del Dane, Juan Daniel Oviedo.

La reactivación se ve en la recuperación de puestos en los sectores más golpeados. Por ejemplo, el comercio y reparación de vehículos tuvo un alza de 284.000 personas ocupadas en septiembre, siendo el de mejor dinámica desde la reapertura.

Le siguió construcción, con un aumento de 236.000 trabajadores; la agricultura, con 140.000; la industria, con 131.000; actividades artísticas, de entretenimiento y recreación, con 120.000; transporte y almacenamiento, con 81.000; actividades inmobiliarias, con 36.000; administración pública, con 21.000; e información y comunicaciones, con 12.000.

Al hacer el balance de lo que ocurrido con el mercado laboral desde la mayor afectación por la emergencia (abril), cuando los ocupados bajaron de 20,9 millones en marzo a 16,4 millones en la serie mensual desestacionalizada, se nota una recuperación de casi 3,8 millones de personas más a esta situación, pues septiembre finalizó con 20,1 millones de ocupados y, tras cinco meses por debajo de ese umbral de 20 millones, el país retornó a niveles de marzo.

Otro factor que reafirma la reactivación es que, después de que junio cerró con 4,7 millones de personas desempleadas (desocupadas), septiembre registró 3,9 millones, es decir que, 800.766 personas dejaron de reportar estar en esa situación.

Oviedo detalló que varias de estas personas entraron a la ocupación, pero otras a la inactividad, y agregó que cerca de 400.000 se ubican en las 13 principales ciudades. “Como es lógico, por la contextualización de septiembre, muchas pasaron a la ocupación, pero otras también pudieron pasar a la inactividad. Son 800.000 personas que ya no se registran en la foto como desempleadas entre junio y septiembre”, comentó.

La recuperación es evidente, pero la situación aún es crítica frente a los niveles prepandemia y frente a 2019. La tasa de 15,8% en septiembre es 5,6 puntos porcentuales más alta que la de 10,2% de septiembre de 2019.

LOS CONTRASTES

  • Juan Daniel OviedoDirector del Dane

    “Entre abril y septiembre tuvimos un retorno a la ocupación de 3,78 millones de personas, y 800.766 más salieron de la desocupación entre junio y septiembre”.

  • Mauricio SantamaríaPresidente de Anif

    “Los efectos positivos de la reapertura gradual son el número de ocupados, que ya superó 20 millones, después de haber llegado a aquel triste dato de 16 millones en abril”.

Lo más preocupante es que la brecha laboral para mujeres sigue tomando fuerza, especialmente, en ciudades intermedias y municipios. La población ocupada de hombres es de 12,3 millones, con una baja anual de 627.000 trabajadores, y la de mujeres es de 7,9 millones, con una contracción anual de 1,3 millones de empleadas. “Significa que, en septiembre, vemos que, por cada hombre que sale de la ocupación, 2,2 mujeres salen, con una contracción más que proporcional en 10 ciudades y municipios”, dijo Oviedo.

Al respecto, el presidente de Anif, Mauricio Santamaría, analizó que la buena noticia es que la tasa de desempleo continúa bajando y, más importante, el número de ocupados crece por efectos positivos de la apertura gradual, pero el golpe al empleo formal sigue siendo el mayor. “Es preocupante porque generar empleo formal es muy difícil y caro en Colombia, lo que quiere decir que recuperarlo no va a ser fácil”, advirtió.

Sebastian Díaz, analista económico de Pacífico Research, rescató que los datos del mercado laboral fueron positivos. Sin embargo, el ritmo de mejora se redujo entre agosto y septiembre.

"Interpretamos los resultados como consistentes con el proceso de desconfinamiento y ratifican el avance gradual que se ha dado en los dos últimos meses. En otras palabras, se afianza la idea que el peor momento del desempleo habría sido en julio. La principal pregunta hacia adelante es la velocidad de mejora, pues si bien se esperan avances adicionales en el cuarto trimestre, no es claro hasta dónde logren recuperarse las cifras de ocupados respecto a los niveles previos a la pandemia", dijo.

Desempleo en grandes ciudades aumentó
El Dane informó que tres ciudades explicaron gran parte del aumento de 5,6 puntos porcentuales (pps) en la tasa anual de 15,8% de desempleo en septiembre, de los cuales Bogotá puso 1,9 pps, Medellín 0,56 y Cali 0,47 pps, es decir, tres ciudades aportaron aproximadamente 3 pps de toda la desocupación en el mes. Además, un punto lo aportaron los pequeños municipios. Sin embargo, el Dane resaltó que la buena noticia es que el desempleo en estas tres ciudades está por debajo de 20%: Bogotá (19,4%), Medellín (16,8%) y Cali (18,2%).

A continuación podrá descargar la presentación completa que el Dane usó para informar los resultados de desempleo en septiembre:

Documentos adjuntos