La dieta sirt o Sirtfood y la de la felicidad son dos programas que en furor por estos días, pero, que en extremo pueden afectar la salud

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

En medio de la cuarentena muchos están en búsqueda de dietas que les permitan perder algo de peso, y los programas de la felicidad y la Sirt (Sirtfood) han tomado mucha fuerza, más aún cuando se dio a conocer que la última es la que habría seguido la artista Adele para tener su drástico cambio de apariencia.

La dieta sirt, según explica el médico nutriólogo clínico Isaac Kuzmar, “se basa en el consumo de alimentos que pueden interactuar con una familia de proteínas conocidas como proteínas de sirtuina”. Entre los principales beneficios de este tipo de alimentación, Kuzmar resaltó que estudios científicos en ratones, levaduras y células madre humanas han demostrado que “las sirtuinas contribuyen a la regulación del metabolismo de la grasa y la glucosa en respuesta a los cambios en los niveles de energía. También podrían desempeñar un papel en el efecto de la restricción calórica sobre las mejoras en el envejecimiento, quizás se deba a los efectos de las sirtuinas sobre el metabolismo aeróbico (o mitocondrial), la disminución de radicales libres y el aumento de las enzimas antioxidantes”.

LOS CONTRASTES

  • Olga PinzónNutricionista

    “En la dieta de la felicidad uno de los tiempos de comida principales es el desayuno y se sugiere que tenga al menos un lácteo, un cereal integral, sin azúcar, fruta entera y un alimento de proteína”.

Por otra parte, en la dieta de la felicidad, se busca estimular esta sensación por medio de la alimentación. “Esta es una nueva tendencia que se basa en una dieta completa, equilibrada y bajo conceptos de alimentación saludable. Este programa está basado en el aumento de productos vegetales como frutas y verduras, todo fresco con alto aporte de fibra; dentro de estos alimentos se recomiendan diferentes fuentes de triptófano porque se ha demostrado que en el cuerpo se convierte en serotonina que es un químico cerebral que ayuda a mejorar el estado de ánimo. Además, al consumir triptófano se puede mejorar la sensación de tranquilidad, bienestar y felicidad”, explicó Olga Pinzón, nutricionista.

En cuanto a los riesgos de estas modalidades de dieta, se resalta el contar con el acompañamiento de un profesional de la salud en este campo que en primer lugar, permita determinar si la dieta se acopla a las necesidades del paciente y en segundo lugar pueda verificar que no hay ningún factor de riesgo a la salud de la persona que se pueda ver potenciado con la práctica de estas dietas.

Es importante una valoración de un médico nutricional; quien determinará si existe una condición médica que contraindique el consumo de algunos alimentos”, dijo Kuzmar.

De igual forma, Pinzón resaltó que algunas conductas como la omisión de comidas, el exceso en el consumo de alimentos específicos y en otros casos la excepción de alimentos vitales para el organismo de cada individuo puede afectar la salud.

Puntos claves para hacer la dieta sirt o Sirtfood

En este tipo de dieta, durante la primera semana se deben ingerir al menos 1.000 calorías diarias repartidas en una comida al día y líquidos; los alimentos más recomendados son, rúgula, té verde, zumos, limón, pavo y pasta. Para la segunda semana son tres comidas al día y un zumo; mientras que desde la tercera semana se puede comer todo lo que la persona quiera siempre y cuanto haga parte del grupo sirt. Se recomiendan alimentos como el vino, el chocolate negro, las nueces, café, entre otros.

Alimentos recomendados para la dieta de la felicidad

En esta dieta funcionan muy bien los alimentos altos en triptófano como pescados, huevos, lácteos, legumbres, en especial la lenteja, cereales integrales, frutos secos y otros a base de soya. De igual forma, Kuzmar aseguró que los alimentos que contienen tirosina también ayudan a mantener un estado de ánimo positivo. Entre los alimentos con este componente están la carne de res, carnes blancas, arroz, espinaca, pepino, perejil, la patilla, zanahoria, entre otros.

No excederse en el consumo de alimentos y ver las propiedades

En el caso de la dieta de la felicidad, uno de los comportamientos más comunes que resultan perjudiciales para la salud son los excesos. En particular sobre el chocolate negro, incluido en la dieta, Pinzón aseguró que hay muy pocos estudios que demuestren que reduce el estrés y resaltó además que este chocolate debe tener más de 70% de cacao y no debe tener azúcar, por lo que se tiende a creer que el chocolate normal que no tiene tales características puede ayudar y por el contrario es contraproducente.

La exclusividad de alimentos puede generar problemas

“Pasa mucho que las personas se limitan a consumir únicamente los alimentos que dice la dieta y esto puede hacer que se tenga desequilibrios importantes en cuanto a las necesidades nutricionales”, explicó Olga Pinzón. Lo anterior debido a que cada persona tiene unas necesidades alimenticias diferentes a las de otros que varían según estado de salud, edad, actividad física, entre otros. De igual forma, es importante acompañar algunas dietas con ejercicio, sin embargo, la intensidad dependerá de la dieta.

Recomendaciones claves para seguir las dietas con éxito

No se recomienda tener ayunos prolongados o la omisión de comidas por mucho tiempo. Lo ideal es tener una alimentación porcionada en intervalos específicos en los que se incluyan carbohidratos de liberación lenta que ayudan a que el cerebro tenga constantemente el suministro de glucosa necesario para su funcionamiento. Esto se puede lograr con el consumo de alimentos como avena, legumbres como lenteja y garbanzo, frutas, yogurt y pescados, preferiblemente altos en omega 3.