El Emisor mantuvo estables las tasas de interés en 1,75% y, si se cumplen las previsiones del mercado, hasta mediados de 2021 habría movimientos

Juan Sebastian Amaya

En una de las últimas reuniones como jefe del Banco de la República, Juan José Echavarría prácticamente se despidió con las tasas de interés más bajas de la historia.

La banca central confirmó que el ciclo de reducciones en los tipos de referencia para la economía llegó a su fin y, por segunda vez consecutiva, mantuvo el índice estable en 1,75%, en esta ocasión, de manera unánime por parte de los siete miembros de la Junta Directiva.

Aunque el gerente del Emisor no afirmó en qué tiempo promedio podría haber una nueva modificación a la baja o al alza en la política monetaria, sí enfatizó en que, en general, el mercado espera que esta se dé entre junio y julio del próximo año debido al entorno macroeconómico nacional e internacional, que tiene mayor positivismo.

“Los mercados esperan que tengamos tasas relativamente constantes hasta junio o julio de 2021, con una revisión en el año entrante, de manera que yo pensaría que, si se cumple lo que piensa el mercado, vamos a estar con unas tasas relativamente estables por un buen número de meses, pero, por supuesto, eso puede cambiar cada mes”, comentó.

Echavarría agregó que, junto a México y Brasil, Colombia es el país de Latinoamérica que más ha reducido las tasas de interés en medio de la pandemia, pues, desde marzo, cuando comenzó la emergencia, se ubicaban en 4,75% y hasta el momento han caído en 300 puntos básicos a 1,75%.

“Las tasas han bajado y se han transmitido. Además, las condiciones financieras internas y externas son favorables para la financiación del país. Las tasas de interés son perfectamente compatibles con lo que vemos hacia futuro”, mencionó.

Una de las principales razones por la cual los miembros de la Junta tomaron esta decisión, fue porque las expectativas de inflación para 2021, 2022 y 2023 están ancladas alrededor de 3%. Para cierre del otro año, la estimación del costo de vida es inferior a 2% (entre 1,5% y 1,8%).

Entre tanto, la proyección de decrecimiento económico para 2020 continúa en -7,6%, y el dirigente del Banco Central puntualizó que la recuperación para el año entrante, aunque incierta, ronda en un promedio de 4% y la dinámica de reactivación continuará la senda que tomó desde el tercer trimestre de este año si no se presentan choques extraordinarios.

“Siempre hay incertidumbre, pero hay noticias de un lado para otro. El discurso va a comenzar a cambiar en el mundo entero porque ya hemos visto que hay al menos tres vacunas con más de 90% de éxito y eso va a cambiar el discurso. De ahora en adelante va a ser cómo se consigue y cuánto van a cambiar los pronósticos a futuro, eso no lo teníamos hace un mes. Hay muchos choques, pero ya vemos buenas noticias”, precisó Echavarría.

Frente al deterioro del mercado laboral, el Emisor advirtió que, aunque continúa mejorando, se reflejan problemas de carácter estructural, por lo que las autoridades deberían estudiarlas con el fin de encontrar una solución, pues la actual tasa de desempleo de 15,5% en septiembre y más de 20% en abril no la han visto otros países de la región.

“Tenemos un desempleo sistemático por encima de 10% y nos enorgullecemos cuando bajamos a un dígito. Hay países de la región que, en condiciones normales, tienen 5%, 6% o 7% y que no han subido a 20%, como Colombia. Eso nos da para decir que tenemos un problema en el mercado laboral. Si engancháramos a más trabajadores, creceríamos más y la miseria humana se reduciría enormemente, ese es un lunar muy grande y creo que no ha sido suficientemente estudiado y atendido en las discusiones políticas y económicas. Es fundamental reducir el desempleo a 6% o 5%, lo cual se puede lograr”, dijo el Gerente.

LOS CONTRASTES

  • Juan José EchavarríaGerente del Banco de la República

    “Los indicadores de crecimiento confirman el ritmo previsto de recuperación de la actividad y se espera que esta evolución continúe en el próximo año”.

José Luis Hernández, trader de Corficolombiana, reseñó que, pese a que aún hay más espacio para bajar tasas, la economía ya muestra repuntes positivos y no se ve la necesidad de disminuirlas más. “¿Qué afán de espantar a los inversionistas y subir la demanda de dólares?”, expresó el experto.

El Emisor debe dar a conocer a su nuevo gerente el próximo mes
Otra de las noticias por las que aguarda el país es quién reemplazará a Juan José Echavarría en la gerencia del Banco de la República, pues la actual cabeza del Emisor ya anunció que declinó su opción de reelección tras cumplir cuatro años en el cargo. Lo cierto es que, antes del 31 de diciembre de 2021, Colombia ya sabrá quién dirigirá la política monetaria nacional, es decir, la decisión se conocerá en la junta del último mes del año o, incluso, en una junta extraordinaria que el Emisor programe antes de esto.