Específicamente, el Ministerio de Hacienda cree que el decrecimiento este año será de entre -6% y -7%, y el Banco de la República de -7,6%

Juan Sebastian Amaya

En medio la rendición de cuentas del Ministerio de Hacienda, el viceministro Técnico, Juan Pablo Zárate, anunció que el Gobierno revisó a la baja sus proyecciones de decrecimiento económico para este año, desde -5,5% que preveía en el Marco Fiscal de Mediano Plazo (Mfmp) a mitad de 2020. a un rango entre -6% y -7%.

El funcionario añadió que la estimación de rebote y recuperación para 2021 rondará 5%, nivel que anteriormente era de 6,6%. Zárate explicó que estas nuevas estimaciones se dan por el mayor golpe económico que generó la pandemia y por la reactivación que se ejecutó a menor ritmo que el esperado.

“En el Mfmp habíamos pronosticado una caída de 5,5% y lo estamos recalculando a una nueva proyección que va a estar más en una caída de entre 6% y 7%. La apertura en general de la economía en el mundo fue más lenta de lo que esperábamos, y para 2021 estamos viendo un crecimiento de 5%, que está en la parte alta del rango de los analistas”, puntualizó.

Vale recordar que el Banco de la República también estima una contracción de la actividad económica nacional similar, tras su mejora en la previsión de -8,5% a -7,6% este año, y, para 2021, cercana a 5%.

Además, el grueso de los analistas de mercado dicen que en 2021 el país sí tendrá un rebote, pero el consenso es que en 2020 habrá una caída de entre 7% y 8%.

El gerente del Emisor, Juan José Echavarría, dijo que la pandemia dejará tres años perdidos en la economía, pues cifras de 2019 volverán hasta 2022, y, entre otras cosas, señaló que es importante quitarle los tres ceros al peso colombiano. “Me faltó celebrar los 100 años. En el 2023 el Banco de la República cumple 100 años y yo quisiera convencer al Congreso, si fuera gerente, de por fin quitar los tres ceros de los billetes. Esa sería una linda celebración del nuevo banco central y de la baja inflación que tiene Colombia”, resaltó el gerente.

Esta noticia se dio al mismo tiempo que desde Hacienda confirmaron que Moody’s, al igual que Fitch y S&P ratificaron la calificación crediticia.