Además, la próxima semana inicia el proceso de postulación para el subsidio a la nómina de septiembre, octubre y noviembre del Paef

Juan Sebastian Amaya

En agosto, el anuncio de un crédito por US$370 millones por parte del Gobierno a Avianca para que la aerolínea sorteara la crisis económica por la que atraviesa conmocionó a la opinión pública y a las demás compañías que también resultaron afectadas por la coyuntura.

Sin embargo, después de varias decisiones judiciales en Colombia y EE.UU., el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, confirmó a LR que la aerolínea ya no hará uso del préstamo porque, en su proceso de reorganización, encontró financiación de otros agentes.

¿Qué pasó con el crédito de la Nación a Avianca?
Con el crédito de Avianca, la respuesta es que no existe. La aerolínea ya se presentó al Tribunal de Quiebra en EE.UU. sin la Nación y nosotros no participamos en el proceso de reorganización; el juez lo aprobó sin los recursos de la Nación. Avianca ya está trabajando en su reorganización y no requirió ese crédito. Además, con el fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, seguía suspendida la posibilidad de que el Gobierno aportara recursos y habíamos dicho que seríamos el prestamista de última instancia y no nos necesitaron.

El crédito pasó a otra instancia y es ver cómo, entre privados, prestamistas y acreedores resuelven el problema. La compañía está operando bien y nos sentimos tranquilos. Avianca no hará uso del crédito del Gobierno porque no lo necesitó y la condición era solo si les faltaba, pero, como consiguieron de otros prestamistas, no lo necesitaron.

¿Habrá esa opción para otras empresas de más sectores?
Las compañías que sean estratégicas para el país podrán acceder a recursos si los llegan a necesitar, pero pusimos la condición de que tienen que reorganizarse porque, en caso de un préstamo, se tiene que garantizar su viabilidad, que el mercado vea que se puede salvar y que la plata no vaya a los accionistas, sino a la operación.

¿Cómo va la segunda etapa del subsidio a la nómina, Paef?
El trámite va a ser el mismo que se viene realizando en el sistema financiero. Cada empresa va sumando y presenta el pago de la planilla del aporte de la seguridad social y los bancos pasan el reporte y, con eso, nosotros hacemos el giro.

¿Cómo será?
Vamos a pagar septiembre, octubre y noviembre, que ya se causaron, pero que nosotros no hemos pagado a los empleadores. Vamos a reponerles esos recursos, y también diciembre.

¿Por qué se demoró el proceso para la segunda etapa?
Fue para repensar todos los modelos, productos y programas para hacer la actualización porque, antes, era solo 40% para todos los trabajadores, ahora, por cada mujer se paga 10% más (hasta 50%), AL igual a unos sectores, como hotelería, turismo y gastronomía; eso nos demoró un poco para ajustar todos los sistemas para poder hacer los pagos sin problemas.

¿Cuál es el balance de la primera etapa?
Beneficiamos a 135.000 empleadores y 3,4 millones de personas. Esperamos, y yo creo que ese es el mensaje más importante, que ese número siga creciendo porque tiene una ventaja y es que, si la empresa tuvo que despedir a empleados, digamos que, si tenía 10, pero ahora cinco, nosotros le pagamos el subsidio a la nómina por esos cinco que ya no están para que los vuelva a recuperar y llegue a los 10 que tenía antes de la pandemia. Ahora, que estamos en plena reactivación, creemos que puede dar un número mayor de trabajadores.

¿Va con subsidio a la prima?
Sí, incluye este subsidio a la prima, pero este subsidio es para ayudar a los trabajadores que devenguen hasta $1 millón, en cambio, el de nómina es para todos los trabajadores

¿Cómo ve el proceso de reactivación económica?
Sí se ve una recuperación y se nota bastante en el empleo: las cifras han mejorado, aunque siguen siendo altas. También hay mejores cifras en consumo de energía, combustibles, utilización de tarjetas de crédito y eso también demuestra reactivación. Lo importante es que no podemos llegar a una situación como la de Europa porque, si volvemos a cerrar, tendremos unos problemas grandes. La capacidad instalada en salud está bien, vamos por buen camino y habrá recuperación.

¿En cuánto caerá el PIB?
La caída del PIB estará entre 5,5% y 6%, yo creo que puede ser un poquito más alto que las proyecciones iniciales, pero vamos por buen camino.

¿Cómo proyectan la jornada del tercer día sin IVA?
No tenemos una estimación concreta, pero las cifras del primer día fueron muy buenas porque las ventas crecieron en más de 100% frente a un día normal prepandemia y son números importantes. Además, esperamos que, como se va a juntar con el pago anticipado de la prima en el sector público y muchas empresas privadas, nos ayude a que noviembre sea interesante y a un inicio de época navideña positivo para que tengamos mayor consumo y producción.

Fitch Ratings y Standard & Poor's ya confirmaron calificación y grado de inversión. Falta Moody’s, ¿qué esperan?
Con Moody’s debemos tener una reunión en los próximos días y creo que la calificación va a ser igual y no habrá cambio.

Lo que nos están diciendo las calificadoras es que confían en lo responsables que hemos sido históricamente y en este momento tan difícil, sin perder el ancla fiscal y siempre cuidado las finanzas públicas para que el daño no sea mayor. Nosotros esperamos que con Moody’s también mantengamos el grado de inversión.