A pesar de los resultados negativos en medio de la crisis, los bancos comerciales continúan generando ganancias ($3,3 billones)

Juan Sebastian Amaya

La Superintendencia Financiera reveló que, durante mayo, el sistema financiero colombiano registró pérdidas totales por $7,39 billones, cifras que continúan reflejando los impactos negativos de la crisis económica que causó la pandemia, pues en abril las pérdidas fueron por $17,7 billones.

El golpe más duro se presentó en los fondos de pensiones y cesantías administrados por Porvenir, Protección, Colfondos y Skandia, sector que obtuvo pérdidas por $14,36 billones.

Sin embargo, en la otra cara de la moneda se encuentran las entidades financieras porque, a pesar de retroceder en sus rendimientos, las cifras continúan en terreno positivo.

Por ejemplo, los establecimientos de crédito registraron ganancias por $4,1 billones, lo que significó una disminución de 14,9% frente a los $5,4 billones que obtuvieron en mayo de 2019.

De ese número total, los 25 bancos comerciales que operan en el país reportaron utilidades por $3,32 billones, lo que representó una caída anual de 23,92% frente a los $4,37 billones que ganaron en mayo del año pasado.

En este sector, las ganancias de los 15 bancos nacionales fueron de $2,57 billones, cifra que bajó 28,7% frente a los $3,61 billones del mismo mes de 2019; y los 10 bancos extranjeros tuvieron rendimientos positivos por $750.386 millones, que al compararse con los $757.961 millones que sumaron en 2019 se evidencia una reducción anual de 1%.

Con esta tendencia, los bancos colombianos continúan teniendo mayor participación en las utilidades acumuladas del sector y, en mayo de 2020, ganaron 3,4 veces más que las compañías internacionales.

Recientemente, en Inside LR, el superintendente Financiero, Jorge Castaño, aseguró que la dinámica actual del sector bancario le permite continuar generando rendimientos positivos en medio de la coyuntura. Sin embargo, advirtió que a final de año y, posiblemente a principios de 2021, el sistema registrará pérdidas por la crisis debido, especialmente, al aumento en las provisiones que las entidades deberán hacer para afrontar el golpe económico y el posible deterioro de las carteras.

A pesar de las proyecciones a la baja, Castaño resaltó que la solidez del sistema no se verá afectada por este mal momento y aseguró que, con el tiempo y mientras se supera la crisis, los bancos retomarán su senda de generación de ganancias.

“Esto significa un mayor gasto en provisiones y, muy seguramente, el sistema financiero no tendrá utilidades en este año. Históricamente, nunca lo habíamos visto, en la última década el máximo en cartera vencida fue de 5,2%, pero estos indicadores en ese tamaño no lo habíamos evidenciado ni proyectado”.

En ese sentido, el regulador de talló que la cartera total de los establecimientos de crédito suma $530,10 billones, número que registró un incremento anual de 7,39% ($50,15 billones más) frente a mayo de 2019, cuando la cartera total fue de $479,95 billones.

Entre tanto, la cartera vencida (deudas con mora mayor a 30 días) retrocedió 8,67% desde $23,03 billones en el quinto mes del año pasado a $21,69 billones a mayo de este año.

El pronóstico para el cierre de 2020 del Superintendente Financiero es que la cartera vencida se ubique en 13%.

En el universo de provisiones del sector, que son los recursos que las compañías de crédito apartan de sus ganancias con el único fin de solventar las deudas en mora de sus clientes en el caso en el que los deudores no puedan cumplir con sus obligaciones, presentaron un alza anual de $7,4% al pasar de $29,74 billones en mayo de 2019 a $32,85 billones en mayo de este año.

Además, entre abril y mayo de 2020, es decir, en un solo mes, los bancos aumentaron sus provisiones en $487.525 millones (1,5%), pues en abril fueron de $32,36 billones y para mayo de $32,85 billones

Dentro del segmento de los establecimientos de crédito, las demás entidades que componen al sector también generaron rentabilidad. Las corporaciones financieras tuvieron ganancias por $627.795 millones; las compañías de financiamiento por $41.486 millones; y las cooperativas por $39.486 millones.

El panorama más negativo continúa siendo para los fondos administrados. Sumando los $14,38 billones que perdieron los fondos administrados por las compañías de pensiones y cesantías, los fondos administrados por Intermediarios de Valores fueron el otro sector más golpeado, con -$1,81 billones en sus cuentas.

Estos dos números rojos representaron una pérdida acumulada para los fondos administrados de $15,93 billones, al desagregar los resultados positivos para los fondos de prima media ($154.238 millones), los fondos administrados por sociedades fiduciarias ($89.804 millones) y los fondos administrados por aseguradoras ($2.744 millones).

Frente a este panorama, el experto en banca de la Universidad de los Andes, Alfredo Barragán, explicó que es normal que las ganancias de los bancos y otras entidades del sector presenten desaceleraciones o caídas abruptas al terreno negativo “debido a que los usuarios del sistema viven complicaciones financieras que les impiden continuar saldando sus deudas de créditos”.

A mayo, los activos del sistema financiero llegaron a $2.090 billones
La Superintendencia Financiera detalló que, a mayo, los activos del sistema financiero alcanzaron $2.090 billones, lo que representó un crecimiento real anual de 6% y un aumento de $20,9 billones frente a abril de 2020, como resultado de un alza en $9,5 billones en títulos de tesorería TES y de $5 billones en operaciones simultáneas.

El regulador reseñó que los activos de las entidades vigiladas ascendieron a $1.064 billones y los recursos de terceros, incluyendo activos en custodia, a $1.025 billones.