El concepto del optimismo lo tocó por primera vez John Maynard Keynes, que trabajó en la volatilidad de la demanda de inversión. Más adelante el concepto se integró en la economía a través de las expectativas de los consumidores.


Datos de suscripción

Si ya es suscriptor de La República, ingrese su número de identificación.