Richard Francis, de Fitch Ratings, aseguró que si el Gobierno no tiene un plan concreto de ajuste fiscal la calificación se perderá

Investigaciones LR/LA FM

En entrevista con La F.M., Richard Francis, analista principal de Calificaciones Soberanas para Colombia de Fitch Ratings, aseguró que, debido a la situación actual que generó un aumento en la deuda del Gobierno, Colombia podría perder su grado de inversión si no tiene un plan concreto de ajuste fiscal para el corto y mediano plazo.

Francis detalló que la suspensión de la Regla Fiscal por parte del Gobierno para 2020 y 2021 es entendible y no será la razón para una baja calificación, pero que si después de 2022 el Gobierno no ajusta ese déficit y muestra un bajo crecimiento económico sí se afectará la calificación del país.

¿Cómo ve esta determinación de Colombia frente a la Regla Fiscal?Entendemos que el Gobierno está enfrentando esta pandemia y necesita gastar más, nosotros estimamos que va a tener un déficit fiscal de 7% y ya está incluido en nuestros pronósticos, pensamos que el Gobierno va a gastar más este y el otro año, es entendible.

Va a modificar la percepción de Fitch frente a Colombia
Nosotros hemos bajado la calificación a principios de abril por una serie de credibilidad en el lado fiscal y eso también ya está incluido. Nosotros todavía tenemos una perspectiva negativa y eso tiene que ver con la caída de la economía y del déficit fiscal, Para nosotros es importante que el Gobierno tiene un plan de ajuste fiscal para, al menos, estabilizar el PIB y esa es la preocupación que tenemos, pero es más a mediano plazo.

¿Ya esperaban esa suspensión de la regla fiscal?
Sí, exactamente, más o menos, no es sorpresa.

¿Colombia podría perder el grado de inversión?
Nosotros tenemos una perspectiva negativa y quiere decir que hay una probabilidad de 50% de perderla dentro de unos años. Entonces sí, nosotros podemos bajar la calificación si la economía cae más de lo que esperamos, que creemos que va a ser de 4,5% y con un rebote de 4,9% el año que viene. Por ejemplo, si hay una caída de 7% en 2020 o si solo crece 3% en 2021, eso será malo para la calificación.

La otra cosa es que queremos ver el plan del Gobierno para reducir el déficit fiscal empezando 2022 para estabilizar la deuda frente al PIB y empezar a bajarla.

¿Debido a que se suspendió la fiscal no van a bajarle la calificación a Colombia?
No, la suspensión en sí mismo no quiere decir que nosotros vamos a bajar la calificación. Claro que en 2022 es un año importante y veo muy difícil tener un informe contrario.

Pero, ¿Colombia perdería su grado de inversión?
La perspectiva dice que hay una probabilidad de 50%, entonces 50% es que sí y 50% que no.

¿Cómo evitar ese 50%?
Para estabilizar la calificación tenemos que ver crecimiento y un ajuste fiscal de no solamente un año porque ahora la deuda es de cerca de 60% y el año pasado fue de 45%. Obviamente el Gobierno necesita empezar bajar la deuda y no hemos visto un plan para hacerlo, y si no hay un plan, veo difícil mantener el grado de inversión.

¿Le aconseja al Gobierno crear una comisión para presentarle un plan a la banca multilateral para ver cómo salimos de esta situación?
No puedo dar consejos, pero me parece una idea interesante porque es una manera de poner un fuerte político.

Algunos sostienen que al suspender la regla fiscal, económicamente se va a permitir darle un impulso al país y, ese impulso económico, va a permitir que la gente pague más impuestos y que no se destruya la economía ¿No es eso algo positivo también?
Sí hay un lado positivo. Estoy de acuerdo en que cualquier Gobierno en este momento necesita gastar más y también van a perder ingresos, porque la economía está sufriendo. Un desafío que tiene cualquier país si el desempleo sube muy alto y las compañías pierden sus fuerzas, eso podría tener un impacto negativo para la economía. No solamente este año, sino por varios.

¿Hasta cuándo Colombia podrá sacarle el cuerpo a una verdadera reforma tributaria?
Siento que un anuncio sería importante lo antes posible. Se podría tener una reforma y empezarlo en 2022, pero se puede aprobar antes. Es solamente una idea, porque como he dicho, hasta ahora no tenemos nada en términos de un plan de ajuste. Una cosa interesante en el anuncio del Comité de la regla fiscal es que tiene una línea que realmente dice que el Gobierno necesita incrementar los ingresos.