El gerente del Banco de la República dijo que el presupuesto para 2021 debe contar los $28,8 billones de gasto adicional en 2020 por la pandemia

Juan Sebastian Amaya

En un debate en el Congreso sobre el Presupuesto General de la Nación planteado por el Ministerio de Hacienda para 2021 y la actualidad de la economía nacional, el gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, advirtió que si el Gobierno no tramita otra reforma fiscal en el corto plazo, que adicione 2% del Producto Interno Bruto (PIB), $20 billones en promedio, el cumplimiento de la regla fiscal para 2022 y los ingresos del país estarían comprometidos.

La alerta de Echavarría sobre la regla fiscal, que establecía para este año que el déficit de no podría ser superior a -6,2% del PIB, llega después de que, recientemente, el Comité Consultivo de la Regla Fiscal, compuesto por nueve expertos integrantes, suspendió la medida para 2020 y 2021, pero se deberá retomar a partir de 2022 cuando Hacienda espera que sea de 2,5%.

La pausa se dio, pues, para el Gobierno, debido a la crisis de la pandemia, el déficit este año será histórico y llegará a -8,2%.

“En cuanto a las finanzas públicas en el mediano plazo, retornar a las metas de la regla fiscal a partir de 2022 dependerá, en gran medida, de la aprobación de una reforma fiscal que logre generar ingresos adicionales y estructurales por un valor de 2% del PIB”, subrayó.

Para el gerente del Banco Central, la magnitud de la que sería la tercera reforma de este Gobierno dependerá de la dinámica de la recuperación económica y de los efectos de la pandemia sobre el nivel de la deuda pública, que se espera termine en 66% del PIB.

En ese sentido, dijo que los recursos derivados de la reforma fiscal ($20 billones en promedio) y el presupuesto que se contemplan por la venta o enajenación de activos en 2021 ($12 billones) son imprescindibles para garantizar la sostenibilidad de la deuda pública, pues, de no llevar a cabo estas medidas y de enfrentar un escenario macroeconómico más adverso, “el nivel de deuda podría superar 70% del PIB”.

Por todo ello, el gerente del Emisor concluyó que el presupuesto del próximo año, que el Gobierno valoró en $314 billones, debe considerar los impactos que ha generado la emergencia, incluyendo $28,8 billones de gasto adicionales, así como las medidas de aislamiento y la reducción en los precios del petróleo.

“Si bien la incertidumbre sobre la magnitud de la crisis y su impacto en la economía es alta, la materialización de un crecimiento inferior al previsto por el Gobierno en 2020 (-5,5%) y en 2021 (6,6%) podría afectar negativamente las metas de ingresos, apropiaciones de gasto, fuentes de financiamiento y nivel de la deuda”, finalizó.

Entre tanto, el delegado de la Contraloría General de la República, Carlos Castillo, agregó que la administración de Iván Duque debe especificar y detallar la procedencia de los $12 billones que espera por disposición de activos porque el monto es de una magnitud significativa. Aclaró que, “para estimar si este valor es adecuado o no, se debe tener mayor claridad cuáles son los activos que se piensan vender y no es fácil recaudarlo”.

LOS CONTRASTES

  • Juan José EchavarríaGerente del Banco de la República

    “Retornar a las metas de la regla fiscal a partir de 2022 dependerá, en gran medida, de la aprobación de una reforma fiscal que logre generar ingresos adicionales por un valor de 2% del PIB”.

El Banco Central dice que préstamo al Gobierno sería la última opción
Ante la propuesta del presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), Bruce Mac Master, sobre un préstamo del Banco de la República al Gobierno, el gerente del Emisor, Juan José Echavarría, comentó que, ni el Gobierno ha solicitado esa opción, ni se espera que sea tenida en cuenta.

“No hemos cerrado las puertas, pero ningún Banco Central le ha prestado a un Gobierno. El Ministerio de Hacienda ha dicho que será un mecanismo de última instancia y, en síntesis, yo también creo que sería de última instancia”, reiteró.

A continuación podrá descargar el documento completo con el concepto del Banco de la República sobre el Presupuesto General de la Nación para 2021.