En recursos corrientes, se contemplan $129 billones de ingresos tributarios locales y $23,5 billones externos. Además, $65 billones en créditos

Juan Sebastian Amaya

Con el inicio de la exposición y socialización del proyecto del Presupuesto General de la Nación (PNG) para el próximo año ante el Congreso de la República, el Gobierno comenzó a destapar sus cartas y mecanismos de financiación que tendrá para atender las necesidades del país en la reactivación económica pospandemia.

En principio, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, explicó que de los $314 billones que contempla el Presupuesto para el otro año, $154 billones (49% del total) corresponderán a ingresos corrientes, es decir, al recaudo de impuestos internos y externos de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), y otros recursos como deuda.

“En términos de ingresos tributarios, vamos a tener $129 billones en internos y $23,5 billones en ingresos externos. Además, $1,4 billones en ingresos no tributarios”, comentó Carrasquilla.

En ese sentido, vale recordar que la Dian prevé que, tras recaudar $158 billones en impuestos durante 2019, para este año la cifra disminuirá a $144 billones por la crisis económica, pero, para 2021, la Dirección espera normalizar el recaudo.

El ministro agregó que $123,7 billones más (39% del PGN) se captarán a través de recursos de capital, de los cuales $64,1 billones serán de créditos externos e internos y $58,7 billones de otros capitales de la Nación, entre los que sobresalen $8,4 billones de excedentes financieros y dividendos de empresas; $12 billones de disposición de activos $; $12,3 billones en recursos del balance; y $0,7 billones en rendimientos financieros, reintegros y recuperación de cartera.

Una proporción más baja (6%) será de recursos propios de las entidades públicas y territoriales ($18,7 billones); y $14,9 billones (5%) de recursos de los Fondos Especiales, como el Fondo de Salud Pública y de las Fuerzas Militares, y el Fondo de Solidaridad Pensional.

Carrasquilla advirtió que la crisis traerá grandes afectaciones económicas este año y la deuda bruta del país llegará a su máximo histórico, con una representación de 68,2% en el total de la economía colombiana, por lo que el proceso de recuperación en 2021 se notará paulatinamente y siempre y cuando el contexto mejore.

“Necesitamos financiar $57,7 billones de déficit; amortiguar deuda por $29,17 billones y cumplir con obligaciones de $8,2 billones. Con todo esto, vamos a ver niveles de endeudamiento más altos”, sentenció.

Al respecto, el economista y profesor de la Universidad Nacional, Jorge Iván González, comentó que el aumento de la deuda es preocupante porque se deberán destinar más recursos para el pago de esas obligaciones. “Creo que el Presupuesto tiene un margen de incremento muy importante en la deuda y eso se debe a la crisis. Eso significa que se deberán hacer recortes en otros rubros de inversión o gasto”, dijo.

De los $314 billones propuestos para 2021, $185 billones corresponden al funcionamiento del Estado; $75,9 al pago de la deuda pública; y $53,1 billones a la inversión.

El decano de la facultad de economía de la Universidad del Rosario, Carlos Sepúlveda, destacó que, aunque el nivel de deuda sí aumenta por la reducción en el recaudo de impuestos y los mayores gastos que se generaron por la crisis, el alza en cerca de 20% ($10 billones) en la inversión será vital para la reactivación de la dinámica económica.

“Se ve un incremento en la inversión y son recursos para la reactivación. También es importante el esfuerzo de continuar con el programa de Ingreso Solidario y, claramente, frente a la disminución del recaudo, la única manera de cubrir y tener más presupuesto es a través de la deuda. Lo importante es crear mecanismos que garanticen un ajuste en los años siguientes y permitan un panorama claro desde el punto de vista macroeconómico”, concluyó.

Las cifras macroeconómicas para cierre de 2020
El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, reseñó que la pandemia afectará las principales cifras macroeconómicas del país al terminar este año. En primer lugar, el funcionario detalló que el Gobierno proyecta que la economía colombiana se contraerá a -5,5%; las importaciones en -27,8% a US$36.705 millones; la tasa de cambio aumentará a $3.960; y la inflación bajará a 2,4%, por debajo de la meta de 3% del Banco de la República.

Sin embargo, prevé una recuperación en todos los indicadores durante 2021 y la economía tendría un rebote a 6,6%.