.
AMBIENTE

Combatir el cambio climático, dejando de consumir carne bovina una vez a la semana

jueves, 16 de marzo de 2023

Un pequeño cambio en nuestra dieta podría hacer que la crisis climática pueda reducirse, solo se necesita moderar el consumo de carne

Según cifras de la Nasa, la temperatura global ha aumentado 1,1°C desde la era preindustrial y las emisiones de CO2 se han incrementado 150% desde 1750. Este último gas es uno de los más preocupantes para la crisis climática junto al gas metano.

De acuerdo con un estudio publicado en el Fondo de Defensa Ambiental (EDF por sus siglas en inglés), las vacas generan al rededor de 40% de las emisiones globales de metano, esto debido al metano entérico que eructan las vacas luego de alimentarse.

Además, el documental de National Geofraphic "Antes de que sea tarde" alerta que el metano producido por los bovinos es mucho más impactante para el ambiente, puesto que una molécula de este gas es igual a 23 moléculas de CO2.

El Meat Free Mondays también asegura que una dieta con carne (consumiendo en promedio 100 gramos al día) genera más de 7 kg de CO2 al día. Por lo que muchos ambientalistas y activistas apoyan la estrategia de no consumir carne por lo menos un día a la semana o reducir su ingesta a la mitad para reducir su huella de carbono entre 35% a 60%.

LOS CONTRASTES

  • Lyda Durango MejíaDirectora de Desarrollo Corporativo para la Fundación Vegetarianos Hoy

    Las carnes rojas son las que más impacto generan siendo la industria ganadera y los productos derivados responsables del 51% de los gases de efecto invernadero. Además, de la contaminación del agua, la deforestación y del desequilibrio por los límites planetarios sobrepasados

  • Yuri CastilloProfesora de Nutrición y Bioquímica de la Pontificia Universidad Javeriana

    Cuando consumimos las leguminosas 2 veces a la semana además de complementar su protéico también tendremos otra manera de obtener más fibra dietaria y carbohidratos complejos que son necesarios para nuestro organismo

La Pontificia Universidad Javeriana también realizó un estudio acerca del impacto que genera el consumo de carne de res en el ambiente, la salud y la economía.

Dentro de las conclusiones del texto se demuestra que la producción de este alimento no solo afecta al ambiente por el gas metano, sino también por la deforestación. "En el caso de Colombia, el impacto de la carne de res se da por un tema de deforestación y de cambio de pastizales. Lo que hacen los ganaderos es tumbar todo tipo de vegetación, árboles y pastos nativos para cambiarlos por otro tipo de pastos que las vacas puedan comer", dijo Laura Blanco, profesora de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Pontificia Universidad Javeriana.

Si desea tener un día libre de carne a la semana, puede recurrir a algunos granos para cubrir sus necesidades nutricionales y no tener desbalances alimenticios. "Las fuentes más poderosas de proteína son los granos enteros como los fríjoles, las lentejas y los garbanzos, con los cuales cualquier persona puede hacer preparaciones balanceadas sin preocuparse por el tema de la proteína" dijo Lyda Durango Mejía, directora de Desarrollo Corporativo de Vegetarianos Hoy.

Los científicos han expresado innumerables veces que si no se actúa de forma inmediata frente al cambio climático, las consecuencias pueden ser fatídicas y hasta apocalípticas. Sin embargo, a pesar de que parezca un cambio mínimo e insignificante, el no consumir carne de res por un día podría llegar a hacer una gran diferencia la crisis climática.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Laboral 20/02/2024 Los grandes retos del Acuerdo de Paz en el acceso al mercado laboral para firmantes

Los emprendimientos son los espacios que más han intentado que los excombatientes consigan trabajo y puedan reincorporarse

Automotor 20/02/2024 ¿Qué aplicaciones de movilidad compensan sus emisiones de CO2?, y ¿cómo lo hacen?

Empresas como Uber, Didi y Cabify realizan campañas para plantar árboles; incluso, transforman su flota en vehículos híbridos y eléctricos