.
SALUD Ciudades compasivas, la propuesta de la Fundación Keralty para crear redes solidarias
jueves, 11 de octubre de 2018

Programa se extenderá a Popayán y a Santa Marta este año

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

A pesar de que la Fundación Keralty nació en 1994, hace dos años decidió cambiar el enfoque de su labor misional en torno a la resignificación del concepto de salud, el cual, según explica su directora, Camila Ronderos, está más ligado con bienestar que con enfermedad.

Por ello, la Fundación viene trabajando en un modelo llamado ‘ciudades compasivas’, el cual propone la creación de comunidades y redes de acompañamiento para personas que estén atravesando enfermedades crónicas, o estén en la fase final de su vida o aquellos que tengan algún nivel de alta dependencia en temas de salud.

“La compasión al final del día significa simplemente conectar esa empatía con el dolor del otro, pero también preguntarme qué puedo hacer para ayudarlo”, aseguró Ronderos, quien explicó que bajo el lema de ‘Comunidades que cambian vidas’ la Fundación Keralty ha comenzado a enfocar sus esfuerzos a trabajar desde lo comunitario.

El modelo funciona en Bogotá, Ibagué y Manizales, y se espera cerrar el año replicando esta iniciativa en Santa Marta y Popayán. En la capital hay 31 centros vinculados, que trabajan con 20 colaboradores, 10 beneficiarios y una agrupación social. Hasta el momento, la Fundación Keralty ha realizado 29 jornadas de sensibilización, en las que han participado 1.120 personas.

“El programa busca resignificar el concepto de cuidado y que las personas entiendan que depende de todos nosotros”, dijo la directora de la Fundación Keralty, entidad que representa el brazo social de Keralty, organización que hasta este año era conocida en el país como Sanitas.

Por ahora el programa se ha enfocado en la vinculación de diferentes actores como centros beneficiarios, colaboradores (como colegios, universidades y empresas), profesionales expertos y agrupaciones sociales que trabajan de forma voluntaria, con el fin de ir estableciendo las redes de cuidado en la ciudad, pero el fin último está en cambiar el “paradigma de cuidado”, como lo denomina Ronderos.

“Vamos siendo sensibilizados y asumimos esa lógica de modo que para los ciudadanos se vuelve algo natural autoactivar esta red, porque en general el cuidado se ha cargado al sistema sanitario”, comentó la directora de la Fundación.

Otras labores que ha impulsado el programa son alianzas con las Secretarías de Integración Social y de Salud de Bogotá para la definición de rutas de trabajo articulado y simposios en cada una de las ciudades.

Las líneas de trabajo de la organización
La Fundación Keralty trabaja con otras dos líneas de acción, además de las ciudades compasivas. Con las comunidades rurales, este año, la organización realizó una brigada en La Guajira en la que se atendieron en consulta, en el Internado Indígena de Nazareth, más de 800 personas entre adultos y niños. Así mismo, en las comunidades de Kaparrala y Yorijarú se atendieron 63 personas en cada una. Por otro lado, la fundación trabaja en estrategias que tengan incidencia en políticas públicas, generando y transfiriendo conocimiento en torno a los temas de sus líneas de acción.

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Comercio 15/09/2021 American Eagle inició su campaña 'Dona tu jean' y espera recolectar 15.000 prendas

Con los fondos recaudados se realizarán donaciones a fundaciones y organizaciones que apoyen procesos culturales para jóvenes

MÁS RESPONSABILIDAD SOCIAL