.
EDITORIAL Un año pasado muy malo y un enero perdido
lunes, 1 de febrero de 2021

En dos semanas se conocerá el crecimiento del PIB de 2020; se da por descontado que sea malo, el punto es qué hacer para que no se pierda el primer trimestre de cara a la recuperación

EditorialLR

Las grandes economías ya empezaron a entregar las cifras de su PIB del año pasado: supuestamente China creció 2,3%, Estados Unidos 3,5% en terreno negativo, Alemania -5%, Francia -8,3%, México -8,5% y España -11%, solo para mirar algunos casos representativos. Los datos de Colombia los dará a conocer el Dane en un par de semanas y seguramente el PIB esté en torno a -6%, cifra a la que apuntan la banca multilateral y los centros locales de investigación. Puede ser menor, quizá -5%, y ojalá así sea porque diciembre fue un mes relativamente bueno si se miran las cifras de desempleo entregadas el viernes, que muestran que la población ocupada superó los 21 millones, muy cerca de los 22 millones que promedia el país en épocas normales.

El desempleo en diciembre fue de 13,4%, los desocupados ascendieron a 3,3 millones, unos 907.000 más que en diciembre de 2019, cuando no había pandemia y época cuando el choque venía más de la diáspora de venezolanos que de los locales. Lo cierto es que hay indicios serios de que las cosas empiezan a mejorar muy a pesar de que los alcaldes locales se aferran a las cuarentenas y los toques de queda como únicas fórmulas para controlar el virus. Los datos de desempleo de noviembre y diciembre no son malos a pesar de la coyuntura y eran la piedra angular para empezar a crecer en enero, no obstante la escalada tradicional del primer mes del año estuvo acompañada de cierres al comercio, toques de queda y toda esa batería desgastada de herramientas legales contra el covid-19 y su propagación en los centros urbanos.

Si el empleo se está moviendo bien, podría esperarse que el último trimestre del año en términos de PIB sea mejor, a lo que se suman buenos aires en la actividad exportadora de petróleo, café, frutas, la construcción, el turismo y la recuperación del transporte terrestre y aéreo, que tuvieron buenos cierres del año. Sería la primera vez que la economía colombiana muestre tal decrecimiento porque el país económico ha demostrado por muchas décadas que crece de manera estable, que el problema no es estar en números negros, que lo que le cuesta a Colombia es crecer de manera sostenida a tasas superiores a 4%, que dicho sea de paso es el porcentaje que se espera para 2021, pero para lograrlo hay que ganar el primer trimestre y no dejar que sea el último trimestre el que salve el año.

Hay un buen contexto para esperar un dato menos malo del PIB. En diciembre, el Índice de Confianza Comercial de Fedesarrollo se ubicó en 23%, lo que representa una reducción de 3,3 puntos porcentuales frente al mes anterior, ocasionada por una disminución en las expectativas de situación económica y en menor medida por una reducción del indicador de situación económica actual de la empresa. Al tiempo que el Índice de Confianza Industrial registró un balance de -1,6%, lo que representa un incremento de 5,1 frente a noviembre de 2020; aumento derivado de las expectativas de producción para el próximo trimestre y a una reducción en el nivel de existencias. Dice Fedesarrollo que en diciembre 11,6% de las empresas presentó alguna afectación en su operación en un 94,9% relacionada con el virus, que sigue siendo el dolor de cabeza y que hasta no aprender a convivir con él o derrotarlo, seguirá siendo el chivo expiatorio de la economía. De momento, el camino debe ser convivir antes de que le gane la partida a la vida y a la economía.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 26/02/2021 “La iniciativa privada es el mejor aliado”

Resaltar la labor de empresarios regionales es un deber, pues en ellos está el progreso, la generación de empleo y el pago de impuestos, y hoy más que nunca se debe rodear su actividad

Editorial 25/02/2021 Se esfumaron medio millón de micronegocios

Antes de la pandemia funcionaban casi seis millones de unidades económicas de hasta nueve personas consideradas por el Dane como “micronegocios”, se esfumaron medio millón

Editorial 24/02/2021 Una tributaria responsable es aplazarla

El palo no está para hacer cucharas: el Gobierno tendrá plata de ISA, del Emisor, del petróleo caro y de otras ventas menores, poner impuestos ahora es mover el tablero electoral

MÁS EDITORIAL