.
EDITORIAL ¿Subirá el mínimo hasta el millón de pesos?
miércoles, 24 de noviembre de 2021

La Mesa de Concertación Laboral para acordar el aumento del salario mínimo de 2022 debe lograr, por primera vez en varios años, un incremento que deje a todos muy conformes

Editorial

El salario mínimo actual vigente consta de dos partes: un básico de $908.526 más un subsidio de transporte -ahora llamado de conectividad- de $106.453.

La pregunta clave en estos momentos que comienza la negociación entre trabajadores y empresarios, es si la Mesa de Concertación Laboral logrará que las partes se pongan de acuerdo en el aumento del mínimo para el nuevo año.

Hay una cifra sicológica o de referencia y es el millón de pesos, sobre la cual se debaten las partes desde hace un par de años. El básico está muy lejos del millón ($908.526) y basados en la tradición es casi imposible que el aumento de la paga mínima mensual suba unos $97.000 que le faltan. Si se le suma el subsidio de conectividad ($106.453), el ingreso mensual mínimo supera los siete dígitos, pero la realidad para los casi once millones de colombianos que lo devengan es una frustración de ingresos, pues el transporte o la conectividad a internet, más los servicios públicos, se llevan una buena parte de la paga.

Hay varias cosas para tener en cuenta en el momento de fijar posiciones sobre el salario mínimo. La primera es que la paga debe cubrir la canasta familiar básica, el transporte y los servicios públicos; elementos de la ecuación como el arrendamiento o la cuota d de la hipoteca siempre se llevan la mayor parte a la hora de hacer las cuentas y nunca un salario mínimo será suficiente para progresar y quienes lo devengan deben hacer muchas maromas para poder vivir con ese ingreso.

La primera consideración es si el incremento debe ser con base en la inflación esperada o la real; para el próximo año se espera que la variación del Índice de Precios al Consumidor no pase de 4%, es el anhelo y el objetivo del Banco de la República, pero lo real es que este año que termina la inflación real superará 5%, la más alta de los últimos años, realidad que ha golpeado la capacidad de compra de esos casi once millones de personas. El gran problema del incremento salarial mínimo es que no solo se define el ingreso de unas familias o personas, sino que es una unidad de medida para las sanciones judiciales y las multas de tránsito, entre otras. Una realidad que evidencia la necesidad de reformar la discusión del mínimo, el tiempo en que se hace y las implicaciones que tiene.

Todos los gobiernos desde hace más de 30 años no se han dado a la tarea de hacer las cosas una manera distinta y enmarcar la crucial discusión salarial en el marco de una reforma al régimen laboral que analice las regiones, los sectores y las jornadas; es decir, el país laboral y salarial debe dar la discusión del trabajo por horas, el pago por productividad y la diferencia entre las regiones a la hora de generar empleos.

No se puede seguir discutiendo el incremento del mínimo con los mismos elementos de la inflación y la discutida productividad que casi nunca supera un punto, máxime en los dos últimos años marcados por la pandemia. Es urgente que la discusión se dé con nuevos elementos y revisando nueva bibliografía que demuestra que las alzas en el pago mínimo mensual no siempre generan inflación, mito que marcada las posiciones de los economistas. Hay más consideraciones que trascienden lo político al negociar un salario, ahora hay teletrabajo, jornadas flexibles, bienestar, educación y todo un portafolio de nuevos elementos para fijar un salario.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 04/12/2021 Un Estado de derecho sólido y con respaldos

El World Law Congress 2021, celebrado en Barranquilla, fue una apuesta por la institucionalidad del país, y el premio recibido, un espaldarazo sobre el camino de la legalidad

Editorial 03/12/2021 La conectografía debe ser una realidad regional

Hispanoamérica debe ser una zona conectada, ya lo está en términos de idioma y cultura, pero la brecha digital puede acentuarse e impedir la equidad en el desarrollo económico

Editorial 02/12/2021 Un momento bueno para la Bolsa de Valores

Las “OPAS gemelas” lanzadas por el Grupo Gilinski sobre los Grupos Nutresa y Sura son el hecho económico del año, pero más allá es un auténtico despertador de la Bolsa de Valores

MÁS EDITORIAL