.
EDITORIAL La asignatura pendiente de la competitividad
viernes, 18 de junio de 2021

Salió el último ranking de competitividad y Colombia retrocedió como consecuencia de la larga pandemia y los coletazos de los bloqueos por casi 50 días. se necesita una ruta

LR

Existen tres termómetros que miden la competitividad de los países: el más antiguo, el de la Universidad de Lausanne en Suiza, a través del IMD; el Doing Business, del Banco Mundial; y el del Foro Económico Mundial de Davos. El primero en publicarse este año ha sido el Índice de Competitividad Global 2021, presentado por el Institute for Management Development, IMD, que evalúa 64 economías en distintos factores que desarrollan la competencia entre países.

Las noticias para Colombia son malas, o mejor, normales, pues el país no encuentra la ruta para competirle a otros países en competitividad. Nunca se ha estado en puestos de media tabla, incluso algunas veces y en algunos de los pilares del termómetro se ha estado en el fondo de la tabla. En 2021 se perdieron dos posiciones frente a la medición del año pasado, entre otras razones, por cuenta del manejo que se ha dado a la pandemia del covid y a la fragmentación del marco social.

Colombia tuvo una calificación de 46,7 puntos que lo pone en el lugar 56, entre 64 países. Países similares como Chile y México lo superan ubicándolo de tercero en la región. Se bajó del puesto 54 de 2020 al 56, quitándole ese lugar a Perú que descendió hasta el lugar cinco de la tabla regional. No hay mucho avance en inversión en proyectos de infraestructura, la generación masiva de puestos de trabajo, el tránsito hacia una economía digital y la reconstrucción del marco social.

Todas, malas noticias, eso sin contar con el descalabro de la pérdida del grado de inversión de hace un mes que se sentirá en el ranking del próximo año. Nuevamente, el país se raja en manejo macroeconómico, estabilidad jurídica e inestabilidad en términos de atracción a la inversión. Está claro que a todos los países les va mal en época de pandemia en la que la competitividad fue la más damnificada, pero al final de cuentas, sí hay unos países que hicieron mejor las cosas que otros y eso se nota en las posiciones del ranking del IMD.

Es un hecho que estar en el top tres del ranking regional no es producto de una mejora en las condiciones del país, sino que se debe a un empeoramiento generalizado de los demás países de la región, tal como lo miran los expertos en la materia: “Para poder recuperar la competitividad, Colombia tendrá que aumentar el nivel de su deuda e invertir en ejes clave como la lucha contra la pandemia”. Si se quiere mejorar el panorama se debe trabajar en la reactivación económica con premura y para ello es determinante la aceleración de la vacunación.

Los nubarrones sobre el mejoramiento en el corto plazo de la competitividad tienen que ver con la incertidumbre fiscal (pérdida del grado de inversión) que atraviesa el país y el descontento social, que se ha traducido en manifestaciones, bloqueos y la lenta recuperación de la economía al cierre del primer trimestre del año.

La asignatura sigue pendiente. Colombia no ha podido diseñar una verdadera hoja de ruta que lleve al país por la senda de la competitividad global, primero por los atrasos en la infraestructura, segundo por las asimetrías aún presentes en el sistema financiero, por la baja velocidad de la transformación tecnológica y sobre todo por las nefastas condiciones para invertir. Cosas como los constantes cambios en los impuestos y las eternas consultas previas para cualquier proyecto hacen que Colombia pierda interés.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 31/07/2021 Las cosas vuelven a niveles prepandemia

El balance del empleo en junio mejora: hubo 20,6 millones de personas ocupadas; 16,2 millones inactivas, para un desempleo al sexto mes del año, en el total nacional, de 14,4%

Editorial 30/07/2021 Tras las líneas del discurso de Pedro Castillo

Las palabras del nuevo presidente de Perú, en su toma de poder, están cargadas de aires bolivarianos que ya se habían escuchado a Chávez y cae en los mismos resentimientos

Editorial 29/07/2021 Las paradojas económicas del dólar a $4.000

Si se observa la tendencia del dólar durante el último año, pareciese inevitable que supere $4.000 y siga de largo, una situación que no deja de tener cosas buenas, pero otras no tanto

MÁS EDITORIAL