En la ceremonia estuvo moderada por Fernando Quijano y contó con la presencia de importantes personas de diferentes ámbitos

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

'Los secretos olvidados del bosque', escrito por Natalia Zuleta, comunicadora social y su hermana Catalina Zuleta, diseñadora industrial; busca transmitir por medio de la historia de cinco arboles aspectos específicos de la cultura y la historia de diferentes comunidades al rededor de Colombia.

Fernando Quijano, director del diario La República, y las escritoras destacaron en medio de la presentación del libro la fácil y rápida lectura del título por la manera como está estructurado; además de las historias que hay detrás de los arboles, las cuales estructuran el título.

"Nosotras trabajamos muchos años juntas y tenemos un lenguaje común frente a la vida y ese lenguaje traducirlo en palabras y narrativas no es tan difícil, por eso este es un libro fácil de leer" aseguró Catalina Zuleta.

En cuanto al público al que va dirigido, Natalia y Catalina afirmaron que es para todas las generaciones porque las historias que cuenta afectan e incumben a todas las generaciones, en esa medida cada generación va a ver cual es su papel en la historia y tendrá una interpretación diferente del texto.

"Este es un libro que cuestiona, que invita a hacerse preguntas y yo creo que es una escritura contestataria pero mesurada y estos son temas que están al servicio de la comunidad desde diversos puntos", sostuvo Natalia.

El libro gira entorno a la historia del Encenillo del bosque alto andino que representa la templanza de la naturaleza; para recordar el compromiso de la humanidad con la naturaleza, desde La Guajira, llega el Guayacán; la sabiduría está en el Palo de rosa del Amazonas; el árbol nacional, la palma de cera, significa la integridad como un valor que une a las comunidades; y finalmente la Palma de Moriche en los llanos orientales que habla del dinamismo que hay en el equilibrio.

Respecto al mensaje final del libro, Natalia dijo "algo lindo de sembrar en los jóvenes es que hay una problemática grande, que somos parte del problema pero también de la solución y no tenemos que ser científicos para aportar nuestra parte. Debemos acercarnos y vincularnos mucho con la naturaleza, cambiar nuestros patrones de consumo y ser más consiente del impacto que tenemos en nuestro entorno".

A futuro las escritoras esperan seguir trabajando en otros títulos que tienen que ver con temas como economía circular y que de igual forma, puedan ser leídos por todas las generaciones.