Con los protocolos de bioseguridad listos y el aval del Gobierno Nacional, estos sectores esperan poder abrir sus puertas a final de mayo

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

La industria hotelera y la de los restaurantes hoy trabaja a menos de media marcha, eso ha afectado los ingresos de miles de empresas, que en el caso de los hoteles se han visto reducciones de 98% en las ventas, equivalente a caídas de $1,2 billones mensuales, y para los restaurantes, las bajas de los ingresos llegan a 88%, frente a los datos que se registraban antes del covid.

Con un panorama incierto, ambas industrias se preparan para reabrir sus puertas al público y esperan que sea posible a finales de este mes o comienzos de junio, por lo que trabajan diferentes protocolos de bioseguridad, que se deberían cumplir para dar mayor confianza a los clientes y mantener las operaciones bajo una nueva normalidad.

En el caso de los hoteles, podrían trabajar al 100% de su capacidad de recepción, pero con limitaciones en espacios comunes, mientras que los restaurantes deberían reducir las entradas de los clientes a 25%.

Desde la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco), se lanzó el sello Cotelco “Juntos contra el covid”, una verificación del cumplimiento de las medidas determinadas por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y el Ministerio de Salud en la Resolución 666. Para la industria, que hoy registra una ocupación de 2,7% y tiene más de 80% de sus puertas cerradas, esta sería una medida para dar seguridad y confianza a sus huéspedes. El sello tendría dos partes, una de formación en los protocolos que se realizaría de forma virtual y otra de auditoría en la que un equipo de expertos verificaría las instalaciones. El sello lo pueden tener todos los hoteleros y cuesta $1,8 millones. Se harían dos pagos, el 50% al inicio del proceso y el otro 50% una vez se haga la visita del inspector, explicó Gustavo Toro, presidente del gremio.

LOS CONTRASTES

  • Henrique GómezDirector de Acodres

    “Aún no sabemos cuando tendremos respuesta de Minsalud, pero este mismo diálogo lo estamos teniendo con los alcaldes que son quienes tienen la llave de los protocolos”.

“Los términos de la apertura los establece el Gobierno y esta semana saldrá una Resolución específica para el sector”, dijo Toro, que explicó que “hay restricciones en materia de aforo, el servicio de buffets ya no se podrá hacer, se tendrá que hacer procesos de desinfección, las mesas en lugares comunes deberán estar a dos metros de distancia, los huéspedes se tendrán que inscribir a horarios de desayunos y otros puntos para que se pueda moderar el aforo”.

De igual forma, empresas como Marriott ya planean la reapertura. Ray Bennett, director global de operaciones de Marriott Internacional, explicó que la empresa está evaluando la implementación de tecnologías de grado hospitalario para desinfectar superficies.

Por otra parte, NH Hotel Group trabaja junto con SGS en el desarrollo de un sello de protocolos específicos de higiene y desinfección que permitiría la apertura de las puertas bajo estrictas condiciones. “El objetivo es garantizar que se cumplan los estándares máximos de higiene, para proteger tanto a los huéspedes como a los empleados”, dijo Frankie NG, delegado de SGS.

En el caso de los restaurantes, Acodres realizó un protocolo de bioseguridad el cual fue ya concertado con el Ministerio de Comercio, pero aún no tiene el aval del Ministerio de Salud; sin embargo, de tener el aval sería necesario que el gremio hablara de manera independiente con alcaldías y gobernaciones dado que estas tienen requerimientos particulares. Henrique Gómez París, director de Acodres, resaltó que aún no hay ningún protocolo aprobado, pero con el Gobierno acordaron tener un acompañamiento internacional.

“Se concertó con el Gobierno algunas medidas, unas obligatorias y otras sugeridas. Lo primero es un control al ingreso con verificación de la temperatura de la persona, que tenga tapabocas y guantes; para el servicio a la mesa, será necesario dos metros de distancia entre personas, se propuso poner divisiones acrílicas entre cajero y cliente, desinfección de zapatos por aspersión y no por tapete, lavado de manos cada 30 minutos en las cocinas, uso de toallas de papel para limpiar, entre otras”, explicó Gómez.

En Cali ya se adelanta desde Acodres con la Secretaría de Salud un pasaporte sanitario para los restaurantes que les permitiría abrir. En Armenia, Pereira, Santa Marta y Bogotá ya se están adelantando también proyectos con alcaldías locales.