Como dato positivo, hay que destacar que, sin efecto estacional, el número de afiliados se incrementó en 5.324 personas

Diario Expansión - Madrid

El arranque de año no ha sido bueno para el mercado laboral español. En enero se destruyeron 244.044 empleos, la mayor caída desde 2013. Además, el paro subió en 90.248 personas, su mayor aumento en este mes desde 2014.

El número medio de afiliados alcanzó en enero una cifra total de 19,1 millones, lo que supuso la pérdida de 244.044 ocupados. El Ministerio de la Seguridad Social ha explicado que la destrucción de empleo en enero refleja el impacto del fin de la campaña navideña, con un retroceso más intenso en comercio y hostelería. "Este año, además, el dato refleja el impacto de las tormentas en las campañas agrícolas de temporada, lo que se refleja en el balance mensual del sistema especial agrario que registra un descenso de 15.317 trabajadores", ha añadido.

En este sentido, el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, también ha destacado "la sorpresa negativa" de la agricultura, con 15.000 afiliados menos este enero frente a una media para el mes de 1.000.

"Ha sido una pésima cosecha en la aceituna", ha subrayado Arroyo que también ha desvinculado los datos de la subida del SMI.

"No tenemos evidencia de que se haya producido ralentización en el sector por la subida", ha apuntado Arroyo que ha reconocido que los datos de enero no son buenos con caídas en todos los regímenes.

De hecho, esta caída del número de trabajadores es la más acusada desde 2013 (entonces se perdieron 263.243 trabajos).

Sin embargo, el ministerio dirigido por José Luis Escrivá ha destacado que "el total de personas ocupadas,19,1 millones, supone un máximo en la serie histórica del primer mes del año".

El empleo mejora sin efecto calendario
Como dato positivo, hay que destacar que, sin efecto estacional, el número de afiliados se incrementó en 5.324 personas, en línea con la tendencia registrada a lo largo de 2019.

Además, el primer mes del año registró 8,9 millones mujeres trabajadoras, la cifra más alta de los meses de enero y 2,53% más que en 2019. En cuanto a los hombres, la cifra de trabajadores alcanzó los 10,2 millones ocupados (53,36%).

Con relación al pasado año, el sistema sumó 345.194 trabajadores, un 1,83% más.

Todos los sectores destruyen puestos de trabajo
El régimen general registró un descenso de 224.909 personas en enero (-1,40%), lo que sitúa el total en 15,8 millones de ocupados.

En enero, la afiliación bajó en términos absolutos principalmente en los sectores de comercio, reparación de vehículos de motor y motocicletas (-43.057), hostelería (-42.987), actividades administrativas y servicios auxiliares, (-39.752) y actividades sanitarias y servicios sociales, (-10.075).

En cuanto al sistema especial agrario por cuenta ajena del régimen general bajó en 15.317 afiliados medios, hasta situarse ahora en 762.548 personas. Por su parte, el sistema especial del empleados del hogar decreció en 2.610 hasta los 394.017 ocupados.

El régimen de autónomos se situó en 3,2 millones de personas, tras decrecer en 17.969 en el último mes. Respecto al régimen especial del mar, descendió en 1.139 ocupados hasta situarse en 60.976 afiliados. Finalmente, el carbón está constituido por 1.257 afiliados medios tras descender en 26 personas.