Para la entidad mejorar cobertura, calidad y sostenibilidad fiscal de la protección social será clave para afrontar envejecimiento

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

El Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) lanzó un nuevo Reporte de Economía y Desarrollo para 2020 en el que estima que en 30 años la población mayor de 65 años se duplicará en la región.

Para la entidad este panorama hace necesario evaluar los sistemas de pensiones, los servicios de salud y los aspectos del mercado de trabajo que condicionan la cobertura y el financiamiento de la vejez.

En Latinoamérica, el gasto público en pensiones representa 4,3% del PIB en promedio y en salud es cerca de 4,1% del PIB. Sin embargo, el gasto para estos rubros podría subir hasta 6% en países como Colombia y Argentina. La informalidad podría ser una de las mayores dificultades para la sostenibilidad de la protección social.

“Los cálculos realizados sugieren que la informalidad deteriora la base de contribuyentes en valores comparables a los que se producirán como consecuencia del proceso de envejecimiento en los próximos 40 años”, explicó Pablo Sanguinetti, vicepresidente de Conocimiento de CAF.

Actualmente, la entidad registra que 63% de las personas ocupadas en la región trabajan en un empleo informal, panorama que se habría agravado con el impacto de la pandemia, que puede causar que otros empleados que perdieron su empleo migren a la informalidad.

Los cambios tecnológicos se suman a los desafíos que señala el CAF con este incremento del envejecimiento, para la entidad esto podría favorecer la sustitución de trabajadores por máquinas o la digitalización en la realización de algunas tareas.

Al respecto, Sanguinetti comenta que los sistemas pensionales deben tener tres elementos: ingreso mínimo para todos los adultos mayores, un componente contributivo equilibrado en términos financieros y un diseño pensional que aumente la cobertura y los aportes.