El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, declaró ante el Congreso de la República que se estaba contemplando esta posibilidad

Juan Sebastian Amaya

Después de que el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, mencionó en medio de una sesión de la Cámara de Representantes la posibilidad de que los afiliados a las administradoras de fondos de pensión puedan retirar parcialmente estos ahorros pensionales por la crisis que generó la pandemia, las críticas no se hicieron esperar.

Para calmar los ánimos y disipar la incertidumbre, el presidente Iván Duque declaró en entrevista con NTN24 que el Gobierno no permitirá que los afiliados saquen estos ahorros y se los gasten en este momento.

“Yo no soy partidario de permitirles a los ciudadanos que saquen de sus ahorros para la vejez para que se los gasten ahora y terminen generando un problema de largo plazo que puede ser aún mayor”, dijo.

Cuando se conoció lo dicho por el ministro Carrasquilla, el presidente de la Asociación de Administradoras de Fondos de Pensión (Asofondos), Santiago Montenegro, declaró que no sería viable aprobar una idea como esta y aseguró que la mejor opción es continuar con el ya aprobado retiro parcial de las cesantías para quienes demuestren afectación en sus ingresos debido a la coyuntura.

“Pensamos que para atender la actual emergencia, la mejor opción son las cesantías, en donde hay más de $16 billones de más de nueve millones de afiliados, que son los mismos beneficiarios de los fondos de pensiones”, señaló.

Esta no es al primera vez que se habla del retiro parcial de la pensión, pues, anteriormente, en el Congreso de la República han surgido propuestas para que las personas afectadas económicamente accedan a los ahorros que mes a mes depositan en las administradoras. Esta sugerencia es para expertos y analistas inviable por el costo económico que generaría en el sistema financiero.