La República Más

El anuncio del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, explicó la medida, sin embargo, Asofondos dijo que ellos no pidieron el decreto y que hay otras formas de financiarse

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

La expedición del Decreto 558, con el que se reducen los aportes pensionales de 16% a 3% y además obliga a las Administradoras de Fondos de Pensión (AFP) a trasladar los recursos de sus jubilados por retiro programado a Colpensiones, ha generado descontento entre los fondos privados, pues afirman que no era necesario hacerlo.

En un inicio el Gobierno Nacional argumentó que con esta movida buscaba asegurar que las personas con menores recursos recibieran un salario mínimo. Sin embargo, Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, develó que también buscaban el financiamiento de Colpensiones, pues el faltante de caja que va a experimentar la compañía estatal de pensiones “se compensará con los recursos que van a entrar, en el entendido de que se van a recuperar más adelante. Este es un crédito que toma el Gobierno, que en última instancia es el que va a responder por el dinero”.

Alain Foucrier, presidente de Colfondos, celebró la aclaración del ministro y resaltó que “hay otros esquemas para una eventual descapitalización, que de hecho tiene una probabilidad remota. Para eso está el Fondo de Garantía de Pensión Mínima, entonces de ser el caso, se debería usar primero el dinero de ese fondo y así no tener que enviar esos recursos a Colpensiones, porque como dijo Carrasquilla, el Gobierno está tomando un préstamo con los recursos de los pensionados”.

LOS CONTRASTES

  • Alberto CarrasquillaMinistro de Hacienda

    “El faltante de caja que experimentará Colpensiones se compensará con los recursos que van a entrar, sabiendo que se van a recuperar después”.

  • Alain FoucrierPresidente de Colfondos

    “Hay otros esquemas para una descapitalización, que tiene una probabilidad remota, para eso está el Fondo de Garantía de Pensión Mínima que deberían usar primero”.

Fuentes del sector afirman que no están conformes con la medida del Gobierno, pues utilizarán el dinero para otras cosas y el pago de las pensiones quedará desprotegido, lo que significará que se deberán seguir pagando con presupuestos de la Nación.

Por su parte, Asofondos rechazó que el Decreto 558 sea “una tabla de salvación para los Fondos de Pensiones, pues no solicitó y no requiere dicha ayuda”. En su intervención en el Congreso, Carrasquilla también explicó que “la Ley 100, de la que no muchos son amigos, dice que antes de llegar al punto en el que un ahorro de alguien no sea suficiente para brindarle por lo menos un salario mínimo como pensión hay un problema y este retiro programado se convierte en una renta vitalicia, para la que estableció el Fondo de Garantía de la pensión mínima que complementa lo necesario para que el jubilado reciba su dinero”.

Asimismo, aclaró que Colpensiones no se hará responsable del pago de estas mesadas, sino que las AFP “tiene que entregar la obligación futura, pero con los recursos necesarios para hacer esos pagos, lo que no está financiado son las partes de riesgos jurídicos que esos sí quedan a cargo de la Nación”.

Otro de los llamados que hizo el jefe de cartera fue el de la inexistencia de un esquema de renta vitalicia en el país, pues “hay jubilados que están en el esquema de retiro programado y no hay nadie en el mercado pensional que le ofrezca esta opción. Tenemos cerca de 30.000 personas con este problema”.

Cabe recordar que Miguel Largacha, presidente de Porvenir, explicó que “esta norma no aplica para los próximos a pensionarse. Estos afiliados siguen su trámite normal para acceder a una pensión según las opciones del fondo privado, como son la pensión por semanas (a los 57 años mujeres, 62 años hombres haber cotizado 23); o tener el capital suficiente a cualquier edad para financiar la pensión mínima establecida”.

Colpensiones iniciaría pagos en septiembre

Las AFP deberán trasladar a Colpensiones, en un plazo no mayor a cuatro meses, los recursos y la información correspondiente a los pensionados que a la fecha de expedición del Decreto 558 presenten una descapitalización en sus cuentas de retiro programado.

Asimismo, el documento dice que los fondos privados deben entregarle a la compañía estatal de pensiones la información de los saldos, beneficiarios, historial y demás. Colpensiones espera iniciar el pago de las mesadas pensionales en septiembre de este año.