En una sesión virtual de la Cámara, el jefe de esa cartera, Alberto Carrasquilla recordó que la decisión final no se ha definido

Joaquín M. López B.

Fue ayer cuando el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, en medio de una sesión de la Cámara de Representantes, se refirió a la propuesta que algunos han sugerido sobre el retiro de activos de los ahorros pensionales por la crisis actual.

El jefe de la cartera económica explicó que “en cuanto al tema de retiros parciales de pensiones hemos tenido avances, no hemos tenido la decisión final aún, hemos hecho reuniones dentro del Minhacienda, hemos hablado con los Fondos (AFP), se han tomado decisiones que ya se conocen (como el retiro de recursos de las cesantías en ciertos casos). Pero aún no hay decisión”, dijo.

Y es que en el Congreso han surgido propuestas que tienen que ver con que los colombianos más afectados por la crisis accedan a sus ahorros de los fondos pensionales. Sugerencias que para expertos y analistas económicos es inviable por el costo económico que esto generaría en el sistema financiero.

En los últimos días el sector de fondos y pensiones ha estado en el ojo del huracán, especialmente luego de que se conociera de la propuesta de decreto que pretendía trasladar a 350.000 ‘cincuentones’ de las AFP a Colpensiones; maniobra que habría intervenido cerca de $27 billones para que quedaran como recursos públicos, y así el Estado pudiera acceder a ellos ante un eventual escenario de acción contra la pandemia.

La propuesta fue tan polémica que pese a tener el borrador listo, este fue retirado y nunca se firmó por parte del Gobierno, de hecho, el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, dijo “nosotros no estamos apoyando el proyecto de traslado exprés de pensiones”.

De otro lado, durante la intervención virtual en la Cámara, Carrasquilla también recordó los costos que han significado la crisis del covid-19 como que hasta el momento “las contingencias en realidad fiscal al país van en una suma de $17 billones, pero fácilmente podrían llegara a $41 billones”. El funcionario sostuvo que es claro que en el marco de la crisis la solución del Gobierno ha sido la de acudir a la deuda, pues hubo un fuerte impacto en el recaudo de impuestos, lo cual no será solo para los meses marzo y julio.

“En este punto vemos una caída que puede llegar a $25 billones respecto a lo que habíamos discutido, dijimos que recaudaríamos $158 billones este año, eso no se va a cumplir”, finalizó el ministro.