martes, 3 de octubre de 2017

En 2016, Constructora Bolívar vendió $1,4 billones en viviendas

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Los incentivos del Gobierno Nacional para la compra de Vivienda de Interés Social (VIS) y Vivienda de Interés Prioritario (VIS) son cada vez mayores. Con la eliminación de la cuota inicial y el crecimiento de 6,5% en obras de civiles en el segundo trimestre, según el Dane, las expectativas para el cierre del año son altas.

Así lo concluyó Carlos Arango, presidente de la Constructora Bolívar, quien además explicó que hoy la escasez de tierra es uno de los principales limitantes para los constructores.

¿Cree que en este segundo semestre el sector vivienda repuntará?

Creemos que sí. Los subsidios del Gobierno para vivienda media están empezando a funcionar muy bien. Después de venir con índices negativos las cosas ya están mejorando, por ejemplo, la VIS y VIP están impulsando el repunte del sector. Desde la constructora somos bastante optimistas.

¿Cómo ve el tema de la tierra, sigue siendo un problema?

Hay escasez de tierra y eso es un insumo que sigue siendo difícil para las constructoras. En el país en general hay un problema de habilitación de tierras y eso hace que sean más difícil ejecutar los proyectos grandes. Esperamos que la habilitación aumente en las ciudades intermedias.

¿En qué segmento se está enfocando la Constructora Bolívar?

Estamos trabajando muy fuerte en VIS. En los últimos 12 meses hemos vendido entre 13.000 a 14.000 unidades de interés social en el país. Sin embargo, también tenemos viviendas de hasta $800 millones, más o menos. Con los incentivos del Gobierno la demanda en viviendas de hasta $300 millones ha reaccionado muy bien.

LOS CONTRASTES

  • Jairo EspejoEspecialista en construcción

    “Las medidas del Gobierno Nacional en materia de programas y subsidios hacen que se dinamice aún más el sector de VIP y VIS”.

¿Qué nuevos proyectos saldrán a la venta?

Por ahora vamos a empezar en Cartagena un programa con la Fundación Mario Santo Domingo de 900 viviendas. Allí se iniciará ventas en unos meses. Además, estamos trabajando en Cajicá en dos proyectos; por un lado, uno de 700 a 800 viviendas, y por el otro, una oferta de vivienda que va desde $200 millones a $300 millones. Este es un proyecto de más o menos 1.500 unidades.

Otro gran proyecto es en Barranquilla. En esta ciudad estamos desarrollando, junto a tres constructoras más, un plan para la construcción de 20.000 o 30.000 viviendas. Aunque ya se han vendido cerca de 1.000 unidades, la meta es seguir con esa dinámica para cerrar el año con un buen balance.

¿Cuánto se invertirá en estos cuatro proyectos de Bolívar?

Los costos directos (materiales y mano de obra) en el año deben ser más o menos de $700.000 millones.

¿Cómo les fue el año pasado en ventas?

El año pasado fue un buen año. Vendimos alrededor de $1,4 billones, pues, por ejemplo, tuvimos proyectos de Programa de Vivienda de Interés Prioritario (Vipa) en Bogotá y ahí fueron, más o menos, $230.000 millones en ventas.

Así está el mercado de Vivienda de Interés Social

De acuerdo con la cifras del Dane en el segundo trimestre el sector de la construcción creció 0,3% respecto al mismo periodo de 2016. Esto explicado por el crecimiento de 6,5% en las obras civiles. A su vez, del total de metros cuadrados destinados para Vivienda de Interés Social, la entidad reportó que al cierre de los primeros seis meses 60% de las unidades se encontraban en obras; 28,1% correspondían a obras paralizadas; y tan solo 11,9% eran proyectos culminados. Sin embargo, respecto a estas cifras, se proyecta que al cierre del año se hayan culminado más de 40% de los proyectos.