Sergio Clavijo propuso un paquete fiscal que extendería el IVA, gravaría salarios desde $3 millones y elevaría impuestos a las empresas para recaudar 2% del PIB

Sebastián Amaya

La reforma tributaria es la mayor necesidad a corto plazo que el Gobierno tiene que resolver para compensar el gasto adicional por $28 billones que causó la pandemia.

En entrevista con LR, el expresidente de Anif y profesor de la Universidad de los Andes, Sergio Clavijo, detalló los apartados de su propuesta de reforma fiscal que anunció y con la que, según él, el país aumentaría el recaudo en al menos 2% del total de la economía, es decir, cerca de $20 billones, recursos que evitarán que Colombia pierda su grado de inversión, estatus que genera mayor confianza y estabilidad en los inversionistas.

¿Por qué es vital la tributaria?
Dos puntos de ganancia de recaudo permitirían que Colombia evite que la deuda llegue a 70% y mantener el grado de inversión. La reforma nos permitiría que Fitch y S&P, que nos tienen en perspectiva negativa, no aprieten el gatillo y no quiten el grado de inversión porque es seria, equilibra el gasto y los componentes tributarios. Hay que ir preparando el terreno para impulsarla en 2021.

¿Qué propone usted?
En vez de estar con un IVA de 19%, como solo se aplica a 45% del total de bienes que se facturan, estamos 10 puntos por debajo y eso nos deja en una tasa de 9%. Frente al FMI, la Ocde y el Banco Mundial tenemos una falla de entre tres y cuatro putos.

En 2018, el Gobierno intentó meter más bienes a la tasa de 19% y hubo dos obstáculos porque se metió con la canasta básica, que cerca de 30% está exenta y 30% va a 19%. Lo que ha cambiado de 2018 a ahora es que el país necesita más recursos, entre 2% y 3% del PIB, y por lo menos la mitad debe provenir del IVA.

¿Se debe aumentar el IVA?
No aumentar, pero sí extender a 90% de los bienes en facturación. La eficacia del cobro del IVA es solo de 40% debido a el diferencial de tarifas, en Chile es de 70%. Si emulamos lo que hace Chile, da hasta 2% del PIB si gravamos 90%. La Dian y el Gobierno deben entrar en la filigrana de cuáles serían esos bienes.

¿Y para personas naturales?
La tasa efectiva en estratos altos es de 34% y no hay mucho más que hacer porque las últimas reformas se han focalizado en cobrarles más a los ricos y eso está bien.

En Colombia declaran 3,5 millones de personas y 500.000 pagan dineros adicionales a los que les retienen en la fuente, o sea que hay una evasión monumental, especialmente, en independientes. Los números internacionales dicen que se deberían gravar salarios de $3 millones o 3,5 millones a tasa de 1%, eso no va a dar mucho recaudo, pero poner a la gente a declarar pagando 1% asegura que les damos sentido de pertenecía de cuidar los dineros públicos.

¿Y en activos?
También propongo restituir el impuesto a la riqueza, pero en niveles más bajos. Hay personas que tienen ingresos netos de $1.000 millones y $2.000 millones y podrían contribuir con 1%; sugiero que arranquen con $750 millones netos.

¿Y los pensionados?
Las pensione superiores a $6 millones netos, menos 12% de salud, deberían ser gravadas con 3% o 5%. No suma más de 0,1% del PIB porque la tasa es baja y no hay muchas personas con esa pensión, pero es sentido de pertenencia y solidaridad.

¿Subir o bajar los impuestos a las empresas?
En el componente de empresas es donde Colombia se ha movido en la dirección correcta de bajar los gravámenes, pero al Gobierno se le fue la mano en la última tributaria.

En 2010, la tasa efectiva de grandes empresas era de 61%, con las reformas bajó a 49% antes de 2018 y en 2019 se hicieron ‘pecadillos’ que van a dejar un roto fiscal porque la renta baja de 33% a 30%. En empresas se deja de recaudar 1% del PIB. Propongo dejar la renta en 33% y no compensar todo el IVA de compra de maquinaria, sino la mitad. Hoy la tasa efectiva es de 45%, que es el promedio de países Ocde.

¿En cuánto aumentaría el recaudo con su propuesta?
Si se suma todo, Colombia podría llegar a 4% del PIB, pero como el Congreso va a perforar muchas de estas propuestas, se podría llegar a 2% y eso sería una tremenda reforma tributaria exitosa porque, tradicionalmente, las reformas han recaudado 0,5% del PIB. La forma en que hay que venderla es que todos ponemos: esta equilibrado el IVA, familias y empresas. Estamos diciendo que parte de esa plata se va a tener que devolver a estratos bajos en lo que tiene que ver con IVA y se va fortalecer el gasto.

¿Cómo ve la reactivación?
La base de la reactivación es bajar el desempleo de 20% a 14%. La recuperación no llegará en 2021, sino en 2022.

A continuación podrá descargar el documento que explica toda la propuesta de Sergio Clavijo.