.
Analistas 22/01/2021

La clave es el empleo

Para recuperar lo perdido en la pandemia es necesario mantener optimismo no obstante la difícil coyuntura, siendo tarea clave la generación de empleo. Hay sectores estratégicos de la economía que son rápidos y masivos generadores de mano de obra, para cumplir este propósito.

El Gobierno ha tomado medidas para recuperar el empleo, ha incentivado los sectores que la emergencia sanitaria ha permitido y ha generado alivios. Problema mayúsculo es que la informalidad laboral supera la mitad de la mano de obra y con el confinamiento se agravó. Resulta vital que para sufragar los alivios, no se adicionen cargas tributarias que terminen por ahogar las ya menguadas operaciones de las empresas formales.

Oportunidad para intervenir el agro. Perú y Chile proyectan recuperación de su economía con crecimientos superiores al nuestro, entre otras razones, por las exportaciones agrícolas que crecen. El agro es generador masivo de empleo, pero para que se potencialice se requiere información al productor, no permitir competencias desleales con importaciones, avanzar en infraestructuras de transporte y complementarias.

Programas como Agricultura por Contrato donde los productores venden cosechas futuras, apoyo crediticio en líneas especiales, también comienzan a dar resultados. Pero debe aprovecharse para hacer una política integral que garantice cubrir los costos a los productores; que sea atractivo el emprendimiento agropecuario, que sea posible generar empleo formal y que el pequeño campesino subsista mejorando su calidad de vida.

El comercio y la industria están muy golpeados. Los confinamientos están acabando fuentes de trabajo, en algunos casos irrecuperables. Proyectos como la Ley de Emprendimiento, o la Ley de Turismo Sostenible, contribuirán a la reactivación. Muy positivo es el hecho que el Gobierno ha mantenido a la construcción como instrumento de política económica y social.
Las obras de infraestructura son motor de desarrollo.

La ANI se comprometió a terminar grandes obras de la red vial 4G. Además, el Gobierno está garantizando concluir en 2021 obras regionales iniciadas en Chocó, Nariño, Valle, Santander y Putumayo. La infraestructura de nuestras grandes ciudades, con inversiones sin precedentes, son fuente de empleo y de futuro. La primera línea del Metro en Bogotá, corresponde a la obra más grande de la historia del país, medida en inversión e impacto social.

La construcción de edificaciones genera empleo de forma inmediata y sostenible. Apuntala el llamado al optimismo el gran resultado de las ventas de vivienda en 2020. Galería Inmobiliaria registró ventas en proyectos por 176.200 viviendas, que aunadas a las de los pequeños municipios que representan 15%, no censado, supera las 210.000 nuevas viviendas.
Gracias a los incentivos del gobierno, al repunte de la vivienda social, a los subsidios a las de tasas de interés, a la valorización de la vivienda, a la oferta formal de magníficos proyectos y por ser una inversión segura, 2020 fue un año histórico para sector inmobiliario, aun estando en pandemia. El apetito por una vivienda de calidad se acrecentó, lo que se refleja en reactivación de empleo.