Analistas

El año económico 2013

GUARDAR

Después de un primer trimestre débil, la economía colombiana ha ido adquiriendo mayor dinamismo a lo largo del año. En base a indicadores parciales acerca del ritmo de actividad reciente, es razonable esperar un segundo semestre mejor que el primero, a pesar de los conflictos con los productores de café y los efectos del paro agrario. El crecimiento esperado para el año completo es del orden de 4%. Aunque esta cifra es inferior al ritmo de crecimiento potencial de la economía, es superior al crecimiento de la economía mundial así como al de América Latina.

El ritmo de crecimiento reciente es relativamente estable con respecto a la trayectoria tendencial. El país ha logrado sortear con éxito las fluctuaciones del ciclo económico. 

 A diferencia de la desaceleración económica que tuvo lugar a finales del 2012, el inicio del 2014 se beneficiará al recibir del impulso del cuarto trimestre de este año. La inversión, que registra un ritmo ascendente, es de algo más de 28% del PIB. 

Al mes de octubre, el incremento en el índice de precios al consumidor era de 1,84% anual. La cifra esperada para el fin del año es 2%. Este logro de la política monetaria permite reducir las tasas de interés. Facilita la profundización del mercado de capitales y protege el valor de los ingresos laborales. La inflación baja y estable le permite al Banco de la República tener el margen de maniobra necesario para implementar políticas contracíclicas.

Un aspecto positivo del comportamiento del mercado laboral este año es el de la creación de empleo formal. Si bien el nivel de desempleo sigue siendo alto, lo que se observa es una tendencia hacia la baja. Es posible que este fenómeno tenga relación de causalidad con la reducción de los gravámenes a la nómina que estipuló la reforma tributaria del 2012. Habida cuenta de su incidencia sobre el bienestar social, elevar el nivel de empleo formal y reducir la informalidad laboral deben convertirse en objetivos prioritarios de la política económica. 

El proceso de inserción en la economía mundial ha hecho algunos avances, a pesar de los ocasionales brotes de proteccionismo regresivo. El valor total de las exportaciones, que se estima en una cifra algo inferior a US$60.000 millones, representa una ligera reducción con respecto al año anterior. La mayor parte de esa reducción es atribuible a menores ingresos por concepto de petróleo, carbón, oro y café. Se concluyeron negociaciones de acuerdos de libre comercio con Costa Rica, Israel y Panamá. Se espera obtener la respectiva ratificación legislativa del TLC con Corea. La iniciativa comercial de mayor trascendencia es la consolidación de la Alianza del Pacífico con México, Chile y Perú. 

 En el contexto de un entorno internacional poco favorable, este desempeño económico puede considerarse satisfactorio. Los retos para el 2014 incluyen el mantenimiento de los equilibrios macroeconómicos; la diversificación del aparato productivo; y el manejo adecuado de la volatilidad financiera previsible por la eventual normalización monetaria en Estados Unidos.

Documentos adjuntos

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés