.
Analistas 15/06/2018

Encrucijada!… tres caminos a escoger

Carlos Iván Mantilla Velásquez
Consultor en Comunicación

Cumplida la primera vuelta de la carrera presidencial, después del recorrido por las cinco vías previstas. Los resultados sitúan a los juiciosos votantes ante una encrucijada que, eliminadas tres de las vías iniciales, la intersección muestra dos salidas más una estrecha que cobra vida. Caminos a tomar: derecha, izquierda y La vía del “odioso” pero en últimas necesario y válido en la democracia como protesta, Voto en Blanco que, ayudará a aliviar a los inconformes pero en la segunda instancia ya no será ni siquiera “ilusión” para cambiar a los dos candidatos a elegir.

Analicemos la situación de los que arribaron a la encrucijada por la derecha: los que la tomaron por convicción, llevando a Duque y Uribe, son los más tranquilos, no les asiste dilema, son los mismos que votaron por el NO a los acuerdos de paz y seguirán por la derecha. También por esta vía llegaron, los que ayudaron - no convencidos del Uribismo - aquellos que lo hicieron ingenuamente para disminuir la izquierda y que Petro no pasara a la segunda vuelta, - mejor si hubieran escogido la vía de Vargas o Fajardo - se caracterizan por tomar partido fácilmente y de modo temporal; sin convicciones, con poco criterio, son oportunistas y de cara a la segunda vuelta: algunos seguirán por la derecha, unos muy pocos tomarán la izquierda y otros cumplirán en las urnas con el voto en blanco.

Lamentablemente la mayoría de los mismos, por su inmadurez política y falta de consciencia al sufragar, regresarán a la irresponsable y cómoda posición abstencionista.

Así mismo, usaron este camino, los que hacen parte de la atomizada maquinaria entre los que están los militantes de partidos, entre otros: La “U”, que se creyó apoyaría a Vargas y lo dejó viendo un chispero; el partido Conservador cuyo ex presidente Pastrana se amangualó con el jefe del C. Democrático llevándole como fórmula a la vice ; Cambio radical, le endulzaron el oído a German - su “jefe” - y lo vieron sucumbir; el partido Liberal, encabezado por su locuaz director culpable de la debacle del “trapo” rojo y el fracaso del buena gente DeLacalle; en fin, estos últimos - diverso grupo del mecanismo político - “oficiales” apoyos de Duque, quien sabe qué negociaron, seguirán en fila india por la derecha.

Examinemos los que llegaron por la izquierda: Son costeños y Bogotanos, no tienen problema, seguirán por la misma blandiendo la bandera petrista, fieles al populismo. Por esta vía, también llegaron los “consabidos” inconscientes del voto; los que creyeron que al votar por un candidato que no les convencía - Petro - lograrían restarle votos al que menos querían - Duque - y viceversa; influenciaron los resultados : no estudiaron los programas para elegir lo adecuado para Colombia e improvisaron; si estos “consabidos” hubieran escogido otras vías - Vargas o Fajardo - la encrucijada ofrecería dos salidas - centro y derecha - muy distintas a las de hoy, menos polarizadoras, saludable para el país.

En conclusión, a los susodichos que escogieron la derecha e izquierda, la encrucijada les ofrece las mismas “fáciles” salidas. No sucede lo mismo con los que llegaron a la confluencia por las vías - Fajardistas y V.Lleristas - entre los que me cuento, lo digo abiertamente; estamos en la “sin salida”. Si coherentes somos con la escogencia que hicimos, debemos tomar la tercera salida; filtro estrecho de luz pero digno: El mal querido Voto en Blanco.