.
ALTA GERENCIA Los cinco ‘peros’ que frenan a las empresas en la implementación del teletrabajo
miércoles, 2 de octubre de 2019

Las compañías ven riesgos en el control de la productividad y el alza de costos asociados a seguridad social y compra de equipos

Andrés Venegas Loaiza - avenegas@larepublica.com.co

El panorama de implementación del teletrabajo en el país ha venido creciendo a altas tasas, hasta alcanzar 122.278 teletrabajadores en Colombia en 2018 y una proyección de 360.000 a 2022 de acuerdo con datos del Ministerio de Trabajo.

Estas cifras reflejan un crecimiento de 287,5% en el número de teletrabajadores en seis años a 2018 y de 200,8% en el número de empresas que lo aplican, al pasar de 4.292 en 2012 a 12.912 en 2018.

Sin embargo, estos números son escasos frente a la totalidad de empresas y trabajadores con los que cuenta el país. Para entender por qué el teletrabajo aún no es una tendencia masiva, LR identificó los cinco ‘peros’ de esta tendencia laboral, los cuales se registran en su mayoría en los empleadores.

El ‘Libro Blanco: el ABC del Teletrabajo en Colombia’ elaborado por el propio MinTrabajo con el Departamento Administrativo de la Función Pública, no solo encontró algunos de los retos que encuentran las compañías a la hora de implementar esta modalidad, sino también desmitificó algunas creencias sobre este beneficio laboral. LR consultó a diversos expertos sobre cada uno de los aspectos.

El primer obstáculo estaría en los costos en suministro de nuevos equipos informáticos. Alejandro Arévalo, director ejecutivo de DNA Human Capital, comentó que esta “no debería ser una razón de preocupación para el teletrabajo y el coworking, pues las empresas igual deben actualizarse y ofrecer equipos portátiles a sus trabajadores”.

La solución a esto, de acuerdo con el ABC del Ministerio, es la política “Bring Your Own Device (Byod)”, que aprovecha los dispositivos de propiedad del trabajador y no aumenta costos para la organización. Además, si de costos se trata, genera una reducción en la adquisición de hardware y software.

El segundo ‘pero’ es la imposibilidad de medir la productividad. Arévalo resaltó que sí está de acuerdo con este factor, “debido a que muchas empresas requieren revisar si se trabaja efectivamente las ocho horas diarias que se pagan, mientras que otras están más enfocadas en la medición de resultados con una fecha específica”. Sin embargo, el informe del MinTrabajo muestra que uno de los efectos del teletrabajo es un 23% de aumento en productividad, además de 63% en reducción en ausentismo y 72% preferencia por el trabajo móvil sobre el fijo.

LOS CONTRASTES

  • Felipe DelgadoDirector ejecutivo de Michael Page

    “Los trabajadores valoran cada vez más los modelos de compensación extrasalarial, ya que se han dado cuenta de que existen otras formas de retribución”.

Felipe Delgado, executive manager de Michael Page, dijo que “los trabajadores valoran cada vez más los modelos de compensación extrasalarial, ya que se han dado cuenta de que existen otras formas de retribución que van más allá de la compensación monetaria”, haciendo referencia a iniciativas como el teletrabajo y el coworking.

Los otros tres ‘pero’ tienen que ver con el aspecto jurídico, el tipo de contratación a hacer y los procesos que deben realizarse para alcanzar un exitoso cambio en la cultura organizacional, específicamente las dudas en afiliación a riesgos laborales.

Rodrigo Paredes, presidente de Colmena Seguros, comentó que “se han venido desarrollando múltiples productos que se acoplan a las diferentes formas de trabajo actuales, por lo que compañías como la nuestra tienen un producto específico para teletrabajo, así como para las economías colaborativas”.

Teletrabajar desde tres modalidades

En el mercado laboral existen tres tipos de teletrabajo. Uno de ellos es el autónomo, es decir, aquellos trabajadores que están siempre fuera de la empresa y acuden en algunas ocasiones a la oficina; este tipo de empleado es el que más frecuenta los espacios de coworking. Los teletrabajadores móviles son aquellos que no tienen un lugar de trabajo establecido, las posibilidades tecnológicas permiten que, incluso, trabajen desde diferentes partes del mundo, lo que hoy se conoce como “digital nomads”. Por último, los suplementarios laboran dos o tres días a la semana en la casa y el resto de tiempo en una oficina.

MÁS DE ALTA GERENCIA

Entretenimiento 19/06/2021 Estos son los diez mejores documentales sobre negocios para aprender y disfrutar

Un buen documental es informativo y educativo sin escatimar en el valor del entretenimiento

MÁS ALTA GERENCIA