.
RESPONSABILIDAD SOCIAL Cementos Argos propone un plan para la reutilización de las llantas desechadas
miércoles, 28 de enero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

“La solución del problema de las llantas no es de una sola entidad sino de todos”, eso dice el vicepresidente de innovación de Cementos Argos, Camilo Restrepo quien en entrevista con LR habla de los programas que tiene la cementera para reutilizar las llantas como combustible.

¿Cuáles son las cifras de las llantas en el país?
Al año hay entre 120.000 y 130.000 toneladas de llantas y sigue creciendo teniendo en cuenta el parque automotor actual. Entonces son 7 millones de llantas lo que se genera en Colombia y 2,5 millones en Bogotá. El incendio del año pasado fue de cerca de 500.000 llantas, así lo que queda es una cantidad muy grande.

¿Qué se está haciendo en Cementos Argos?
Desde hace unos cuatro años lo que hemos hecho es acercarnos a la cadena de producción para decirles que podemos aportar a la solución. Actualmente lo hacemos en nuestras plantas en Estados Unidos y en Honduras y allá se está utilizando llantas como reemplazo de combustible en el horno. Esto se usa desde hace unos 30 años y muchos países lo han visto como una solución.

¿Cuál es el método que usan para generar energía con métodos alternativos?
Nosotros lo llamamos coprocesamiento que es reemplazar el carbón por otro tipo de residuos que pueden ser llantas, plástico y otros elementos. Lo llamamos coprocesamiento porque en un mismo proceso se incorpora el combustible y se hace un producto como lo es el cemento y no se afecta la calidad del producto final, al igual que las emisiones.

¿Desde cuándo usan las llantas en Cementos Argos?
Desde hace cinco años estamos en conversaciones con la Anla y con la Andi, lo hemos propuesto desde hace cuatro años como solución de combustible.

¿Cuál sería el impacto de Argos en el uso de llantas?
Argos podría estar usando unas 60.000 o 70.000 toneladas anuales. No solucionamos el total del problema pero, si ponemos a trabajar toda la industria del cemento podría darse un control mayor. El problema es que nosotros podemos aportar en la reutilización de la llanta porque asumimos todos los gastos, pero la recolección y la trituración la debe hacer alguna entidad.

¿Cuál sería la inversión?
Debemos hacer grandes inversiones pues el horno no está diseñado para eso, calculamos que dependiendo del sistema pueden ser unos US$5 millones hasta US$20 millones. Faltaría lo del manejo y trituración.

¿Cómo va el proceso en Colombia?
Vamos a arrancar en Colombia en la planta de Rioclaro donde ya tenemos los equipos para usar llantas, textiles y plásticos, el montaje empezó en octubre del año pasado y hoy estamos haciendo pruebas. Somos capaces de recibir entre 15.000 y 20.000 toneladas anuales en la planta e invertimos US$5 millones. Ahí hay una solución parcial.

No hay mercado para que compre las llantas
Uno de los aspectos que hay que tener en cuenta y que sin duda es el límite para la reutilización de las llantas es que no existe el mercado que demande las 120.000 toneladas que hay. Para Camilo Restrepo, “es complicado vender las llantas. Han buscado convertirlas en un producto de un valor bueno pero no hay mercado. Cuando salieron a vender no encontraron mercado y hay muchas llantas almacenadas”. Aunque ya hay empresas que hacen la trituración y molienda y subsidian el transporte, no hay mercado que lo compre.

La opinión

Elmer Cardozo
Director del programa corporación Posconsumo Rueda Verde
“Si bien las llantas no están catalogadas como un residuo peligroso, su inadecuado manejo puede generar riesgos a la salud humana o al medio ambiente”.