.
EDITORIAL Los candidatos deben afinar sus ideas económicas
lunes, 6 de septiembre de 2021

Todo parece indicar que Los problemas aún sin resolver del conflicto armado, no son el eje del debate presidencial, recesión, desempleo, deuda y pobreza deben ser centro del debate

LR

La pandemia ha dado para todo, pero especialmente se ha convertido en el chivo expiatorio de todos los males económicos recientes, así sean asignaturas pendientes que no han logrado resolver con eficiencia los planes de desarrollo de los últimos gobiernos.

El dañino estallido social del pasado mayo, que se extendió más allá de los 45 días en medio de bloqueos y vandalismo, tuvo como eje central la profundización de la pobreza, la falta de oportunidades laborales y educativas de los jóvenes y el crónico olvido de las zonas rurales de la Colombia lejana.

Todos esos reclamos han sido sustentados por las últimas cifras de pobreza multidimensional y monetaria que revela el Dane; los pobres monetarios superan los 21 millones y el Estado no atiende como debe ser a unos nueve millones que viven en medio de necesidades y precariedades, que es lo que mide el indicador multidimensional.

La seguridad es débil, la salud flaquea, la educación no es la mejor y la vivienda y el transporte, no avanzan al mismo ritmo que crecen las familias y las necesidades. Cabe el comentario que es un problema de Latinoamérica, que no es exclusivo de Colombia, que incluso muestra mejores cifras que varios países de la región.

La cuestión es que, de nada vale mostrar manejo de la inflación, crecimiento del PIB en negro, estabilidad en tasas de interés, cifras de desempleo a la baja, pero alta informalidad, y hasta buenos índices de recaudo, si el país no ha logrado aumentar la velocidad con que reduce el número de pobres, al tiempo que disminuye la precariedad de los servicios e inmobilario público. Y todo eso tiene que ver, de tiempo atrás, con que los planes nacionales de desarrollo solo se implementan entre 30% y 65%, que los buenos propósitos de los candidatos cuando se hacen presidentes se frustran o no lo logran en sus cuatro años de Gobierno.

A la administración presente se le atravesó la pandemia, la migración venezolana y la pérdida del grado de inversión, asuntos no menores que pueden ser las causas de la baja ejecución del plan de desarrollo, a menos de un año de terminar.

Hace casi una década, William Easterly escribió un libro que se sumó a los incunables de los economistas del desarrollo. En su texto, The Tyranny of Experts, (Basic Books, 2014), el economista se va lanza en ristre contra la tiranía de los expertos que no han dado soluciones concretas a la pobreza. Si bien la hipótesis central del libro plantea el fracaso de las políticas de desarrollo adelantadas por gobiernos autoritarios que coartan las libertades individuales, a su vez apoyadas por la banca multilateral, son los expertos alejados de la realidad los responsables de que la pobreza no ceda en algunas regiones del mundo.

Ahora que se calienta día a día el debate electoral y hay en el horizonte casi cincuenta colombianos que quieren ser presidentes, es el tema económico el que debe empezar a brillar en los debates; conflicto armado, narcotráfico, inseguridad, proceso de paz, todo es importante, pero esa sumatoria no debe seguir fijándole la agenda a la solución del problema dorsal del país que es la pobreza, el desempleo, el bajo crecimiento, el desorden tributario, la precariedad en las regiones.

Los candidatos deben afinar sus ideas y la opinión pública debe escudriñar en ellas para ver cuáles desarrollan el libre mercado, la propiedad privada y el crecimiento del sector productivo como pilares de reducción de la pobreza, a partir del crecimiento, pago de impuestos y empleos formales.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 23/09/2021 Las cosas que marchitan el sistema pensional

Los fondos privados pueden quejarse de que no hay muchas condiciones para competirle a Colpensiones luego de que el Gobierno apoyara cambiar de regímenes en el presupuesto de 2022

Editorial 22/09/2021 Los vasos comunicantes de Evergrande

China debe evitar que su segundo promotor inmobiliario se convierta en un nuevo Lehman Brothers y que una crisis financiera de escala global se sume a los coletazos de la pandemia

Editorial 21/09/2021 El imperativo de atraer inversión extranjera directa

Todo rally presidencial en el exterior debe medirse por su efectividad para atraer inversión extranjera, que de lograrse, daría el empujón que necesita la generación de empleo

MÁS EDITORIAL