.
EDITORIAL Economía a prueba de turbulencias
viernes, 12 de octubre de 2018

Las dos últimas jornadas en las bolsas de valores del mundo han estado marcadas por la volatilidad, una prueba para los emergentes

Editorial

A pesar de que son varios los inversionistas que pierden cuando hay nerviosismo en los mercados y empiezan a caer las bolsas internacionales, como ocurrió por segunda sesión consecutiva ayer, este panorama también puede representar una oportunidad que se basa en la caída de los precios de varios activos interesantes, lo que abre la puerta a la posibilidad de hacer mejores inversiones.

Esto es un ejemplo de lo que ocurre en Colombia, que a pesar de que siente un leve coletazo de la turbulencia que asalta a las bolsas globales, tiene activos baratos con buenos fundamentales que se respaldan en una economía, que a pesar de no estar creciendo por encima de 4%, sí es considerada como una de las más sólidas del vecindario.

Según los analistas ese semblante está justificado en una buena regla fiscal, una coyuntura de estabilidad política, que llegó después de las elecciones presidenciales, y una economía en recuperación, que hace que los grandes inversionistas nos vean con buenos ojos. Además, entre otras variables que destacan está el nivel de deuda externa; la mejora en el recaudo de impuestos, y una inflación controlada, que no superará el techo del Banco de la República a pesar de las presiones que llegarán por alimentos en el último trimestre del año. Con esto, estamos pasando con buena nota; cosa que no están haciendo otros emergentes.

Para seguir con esta senda, es importante que previo a las próximas elecciones regionales se siga eliminando la polarización, para que en dado caso de que vuelva a espantar una situación como en la crisis de 2008, la Bolsa de Valores de Colombia se pueda recuperar más rápido que otros mercados. Es decir, no es que Colombia no vaya a sentir los daños en medio de una caída de los mercados, sino que sus acciones, por tener empresas que están haciendo la tarea adecuadamente, se pueden recuperar más rápido.
Por el lado de la deuda pública también hay buenas noticias, solo un ejemplo es la exitosa operación con bonos a 30 años que finalizó el Gobierno este año por cerca de $1 billón, dinero que no es tan fácil de colocar en los mercados y menos a una tasa de solo 15 puntos básicos por encima de los TES a 2035.
Ahora, entre los aspectos que debe analizar el Gobierno de Iván Duque está la fórmula para que las empresas esta vez sí aprovechen un dólar al alza que impulse las exportaciones, además de seguir blindando políticamente al país.
Aquí se hace un fuerte llamado a seguir apoyando la buena capacidad de reacción que han tenido los dirigentes y las políticas claras y ortodoxas que han regido varios aspectos de la economía, donde no nos hemos puesto a inventar como otros países en América Latina.

Con estas condiciones, la apuesta es por aprovechar y comprar, más aún cuando los analistas calculan que los mercados locales no se verán afectados en gran medida por la caída de las acciones de Estados Unidos; eso sí, aclarando que esto es cierto siempre y cuando este mercado no caiga más de 50%, situación que con las condiciones actuales no consideran probable. Para aprovechar este cuarto de hora, la única recomendación es estar atentos de tomar las decisiones de compra en el momento correcto, ya que en el mercado se encuentran buenas oportunidades.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 18/09/2021 La sepultura del Doing Business es un precedente

Muy grave lo que pasó con la medición de la competitividad, encontrado por expertos, y que le puso final al informe Doing Business del Banco Mundial, una pérdida de credibilidad

Editorial 17/09/2021 La calidad de la educación virtual pasa al tablero

Era un secreto a voces que la calidad de la educación virtual no era la mejor cuando hay mal internet, señal celular deficiente y pésimo seguimiento de los profesores a los alumnos

Editorial 16/09/2021 Un presupuesto histórico de más de $350 billones

A una tasa de cambio de $3.800, los $350 billones del presupuesto nacional para 2022 igualan el capital de los hombres más ricos del mundo, unos US$92.000 millones ¿Cómo hacerlo rendir?

MÁS EDITORIAL