La colección se venderá durante el Bogotá Fashion Week entre US$500 y US$4.500 por vestido a compradores internacionales

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

El diseñador colombiano Diego Guarnizo lanza en el marco del Bogotá Fashion Week (BFW) su primera colección de vestidos de novia que se comercializará al por mayor en el exterior y está hecha de la mano de artesanos nacionales de diferentes comunidades.

¿Por qué sacar una colección de novias en estos momentos?

Esto sale luego de un estudio de mercado asesorado por la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) y el equipo del BFW bajo la premisa de darle un vuelco al mercadeo de moda nacional.

Yo siempre tuve dudas precisamente por la pandemia porque las novias que he hecho son novias muy cercanas o pedidos muy especiales, pero nunca imaginé hacerlo desde una óptica comercial. Me entregué a la CCB y esta primera colección se llama Origen y viene con una alta dosis de trabajo artesanal, tiene ese ADN colombiano con el que esperamos tener un aporte al mercado de lujo.

LOS CONTRASTES

  • María Paz GaviriaGerente de Plataformas de la Cámara de Comercio de Bogotá

    “En esta coyuntura la Cámara se ha adaptado a la nueva configuración de los negocios para la reactivación del sector impulsando a las empresas a dinamizar su caja y aumentar las cifras de empleo”.

¿Cómo son las artesanías?

Aquí en Colombia aún no tenemos una marca que sea moda de lujo por lo que estamos en ese proceso de crecer aunque no nos damos cuenta de que tenemos ese valor agregado de lujo que son las artesanías. Entonces lo que hice fue eso, irme a ese valor agregado como el que venimos trabajando y darle otro valor a la artesanía colombiana para que las prendas no sean lo que venían siendo, que es algo netamente comercial, sino ponerlo en el centro de todo. Todo esto tiene mucho trabajo de investigación detrás de mucho recorrido que hemos hecho por toda Colombia.

¿Qué tiene la colección?

Está llena de tejidos, de chaquiras provenientes de diferentes comunidades del país e incluso algunas producciones hechas con pepas de mango que hemos transformado en orquídeas. Además, me apegué a una técnica artesanal de costura que tienen las comunidades de tejedoras de Cartago, Valle y nos unimos con otras comunidades artesanales en todo el país con las que he tenido mucha conexión de las cuales tuvimos en cuenta que tuvieran la capacidad de hacer una gran producción, en caso de que esto fuera necesario.

Tenemos todos los tejidos de origen natural y algunos hechos a base de botellas pet recicladas. Estamos promoviendo también unos tocados especiales de algunas comunidades que dejan ver cosas muy lindas en la novia porque están hechos con tejidos que para las comunidades representan valores.

¿Cómo es la colección?

Esta colección nace de una conexión que tengo muy cercana con la Serranía de Chiribiquete, entonces a partir de esto es que empecé a hacer mi colección que tiene unos accesorios precisos, tenemos aretes con los pictogramas en oro y en plata, entre otras cosas únicas.