El evento, que es uno de los más importantes de la moda en Latinoamérica, será online del 1 al 3 de octubre con seis desfiles

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

Del 1 al 3 de octubre se reunirán los más grandes exponentes de la moda nacional registrados bajo la Cámara de Comercio de Bogotá en el Bogotá Fashion Week. En esta cuarta edición del evento los organizadores han optado por un enfoque que ayude a las 130 marcas y empresas que participan a hacer frente a la situación que ha generado la pandemia.

Además de los lanzamientos, habrá varios espacios de capacitaciones y asesorías para las marcas participantes y la idea es ayudarlas a fortalecer sus empresas y acompañarlos en la transformación de su negocio con los retos que impone la nueva realidad. También se darán talleres de estrategias para mejorar el entorno competitivo y digitalización.

“Esperamos con este evento poder dinamizar esta industria que aporta 1,3% del PIB con más de 35.000 empresas y de esta manera seguir posicionando nuestra ciudad como la capital de la moda en el mercado nacional e internacional, pues hemos sido capaces de congregar múltiples actores nacionales e internacionales. La importancia del evento se da en que Bogotá no solo concentra 35% del mercado de la moda nacional, sino que es la principal plaza de producción, comercialización y oferta de diseño de moda. Hemos pasado momentos difíciles con la pandemia, pero así mismo se han creado empresas en el sector que si bien es una cifra por debajo de lo normal, es importante, por lo que estamos seguros de que hacer este tipo de eventos será clave para acelerar ese proceso de reactivación que tanto necesitamos no solo en la ciudad sino en todo el país”, afirmó Nicolás Uribe Rueda, presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Las 130 empresas y marcas que participan en el evento tendrán la oportunidad de beneficiarse desde tres frentes diferentes. María Paz Gaviria, gerente de plataformas de la CCB, explicó en este sentido que la idea es “uno, el impulso a los negocios; dos, el acompañamiento especializado, y tres, la formación. Todo ello, bajo los conceptos de inclusión, diversidad y sostenibilidad, objetivos que tienen que ver con educación de calidad que se le ha brindado de manera gratuita a los diseñadores; la igualdad de género; el trabajo decente y el crecimiento económico; la industria, innovación e infraestructura; la producción y consumo responsable; entre otros”.

Para el apoyo comercial, hay dos estrategias de activación de ventas digitales. Una es a corto plazo y se denomina Bazzarbog, que busca generar ventas a los diseñadores desde una vitrina virtual y gratuita; y la segunda es una alianza con Joor, una plataforma que ofrece servicios integrales en el relacionamiento profesional B2B por medio de la cual los participantes podrán hacer ventas al mayoreo en todo el mundo a más de 200.000 compradores.

LOS CONTRASTES

  • Diego GuarnizoDiseñador de moda colombiano

    “Estoy muy agradecido y emocionado por todo lo que ha representado esta edición de la BFW pues nos han dado las herramientas para fortalecer las marcas”.

Sobre la agenda, los organizadores explicaron que está dividida en 13 segmentos de productos para que los compradores tengan mayor facilidad cuando quieran hacer compras o hacer seguimiento a colecciones. Las categorías serán novias, semi-alta costura, prêt-à-porter (ready to wear), premium, masculina, concepto, ropa de playa, ropa interior, bolsos, calzado, accesorios, joyería y nuevos talentos.

Entre los diseñadores, están algunos de los más importantes en el país presentando sus nuevas colecciones, como es el caso de Diego Guarnizo, quien lanzará su primera colección de novias. De igual forma destacan Hernán Zajar, Isabel Henao, Kika Vargas, Beatriz Camacho, Daniella Batlle, Laura Aparicio, Julieta Suárez, entre otros.

Las cifras del sector

“En nuestra región, Bogotá y Cundinamarca, existen más de 36.000 empresas registradas, de estas, 27.000 son de prendas de vestir, 6.500 de cuero, calzado y marroquinería y otras 1.631 de joyería. Gracias a esta industria, Bogotá genera más de 324.000 empleos directos y las exportaciones del sector se valoran en más de US$2.500 millones”, explicó Nicolás Uribe Rueda, presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá, sobre el impacto y la importancia del sector y su activación en tiempos de crisis.