RIPE:
DIARIO FINANCIERO

Oaktree manifestó su preocupación por dilatar más la aprobación del financiamento, dada la urgencia por acceder rápido a los recursos

Diario Financiero

Hoy podría quedar zanjado el financiamiento Debtor In Possession (DIP, su sigla en inglés) de Latam Airlines en la audiencia de cierre de alegatos ante el juez James L. Garrity, del Tribunal de Quiebras del Distrito Sur de Nueva York, en Estados Unidos.

Por ello, la aerolínea y uno de sus principales ofertantes, Oaktree Capital Management, lanzaron sus últimos dardos en contra de la competencia liderada por Jefferies Finance, un fondo respaldado por Knighthead Capital Management y el Grupo Ad Hoc de bonistas.

En un documento de 45 páginas, los deudores argumentaron que, durante las audiencias de la semana pasada, quedó en evidencia que la oferta de su competencia “es mejor solo para los prestamistas alternativos que defienden la propuesta”.

Con ello, dijeron referirse “a los tenedores de bonos oportunistas que buscan maximizar sus retornos de inversión en estos casos, a través de una combinación de compras de deuda y tácticas de litigio para aprovechar un rol en cualquier financiamiento DIP aprobado”.

Esta crítica apuntaría al ingreso de Knighthead a la aerolínea de bandera chilena, a través de la compra de un bono de casi US$ 100 millones, días después de que ésta se acogiera al Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota.

Ese fue, de hecho, uno de los puntos más álgidos del interrogatorio al director de la firma, Thomas Wagner, a quien se le pidió aclarar el motivo de la inversión y la posterior oposición a los aportes de los accionistas mayoritarios.

A ello, sumó Latam, que ni siquiera los propios testigos de la contraparte identificaron un sólo aspecto de la propuesta de Jefferies que sea superior a los términos del financiamiento DIP que proponen en conjunto las familias Cueto, Eblen, Amaro y Oaktree. “El experto del Comité de acreedores no garantes testificó que los costos de reembolso en efectivo de cada uno son esencialmente iguales”, dijo la aerolínea recordando las palabras de Charles Otton, co-jefe global del Grupo UBS y testigo de la contraparte.

Por su parte, Oaktree reiteró su apoyo a Latam en esta disputa. En una carta de tres páginas, explicó que “considera valioso tener a los accionistas como prestamistas de Tramo C”. Para ellos, es vital conocer la identidad de quienes están detrás de los aportes. Y es que, en el caso de Jefferies, sólo se sabe que Knighthead se pondría con US$ 400 millones.

Por ello, Oaktree le manifestó al juez Garrity su preocupación por dilatar más la aprobación del financiamento, dada la urgencia por acceder rápido a los recursos por US$ 2.450 millones.

Presión de minoritarios
En la última semana, los accionistas minoritarios han tratado de abrir su propio frente de batalla para impedir que los Cueto-Qatar accedan al financiamiento DIP del Tramo C. Su técnica fue primero enviar un oficio a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) y después una alerta al Juez Garrity..

Allí, detallaron sobre “malas prácticas” por parte de la empresa para “bloquearlos”, tanto a ellos como a Knighthead, de participar del proceso.

El problema central de los 81 reclamantes es que Latam Airlines aún no les ha entregado una fórmula clara que les permita incluirse en el financiamiento DIP, comentó a DF el abogado de Moraga y Cía, Carlos Fernández, quien detalló que el proceso de Larraín Vial está congelado hasta que no se resuelva el asunto en la Corte.

Aún así, los minoristas apoyan abiertamente la propuesta de Jefferies “por ser económicamente más viable”, dijo Fernández, pese a que esta última no los incluye en su mecanismo de financiamiento y Knighthead ha expresado, en reiteradas ocasiones, su rechazo a incluir aporte de accionistas en su opción.

La CMF, en tanto, ya ofició a Latam el 26 de mayo para entender la disputa que está teniendo con los minoristas y la aerolínea habría enviado una respuesta. Consultada ayer la Comisión, dijo: “Estamos revisando el tema y evaluando las actuaciones que podemos realizar conforme a nuestras facultades legales”.