El nuevo banco sería el segundo en el mercado español, después de la unión de Bankia y Caixabank y superior a Banco Santander

Sebastián Montes

La fusión entre el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (Bbva) y el Banco Sabadell ha generado revuelo en el sector financiero español, pues dicha operación dejaría a la eventual nueva compañía con un nivel de activos de 590.000 millones de euros (US$698.800 millones), rozando los 625.000 millones que ahora ostenta la unión entre Caixabank y Bankia, cuya ventaja sería de US$35.500 millones.

A su vez, el gigante que resultaría de la alianza entre Bbva y Sabadell provocaría que las tres entidades más grandes del sector bancario español acapararan 67% del mercado, con el Banco Santander cerrando el top tres, aunque a una distancia considerable de sus competidores con US$416.931 millones en activos.

Dicha unión entre Bbva y Sabadell no es nueva, pues se venía rumoreando sobre su ejecución desde hace años, de acuerdo con reportes de medios locales, los cuales se vieron incrementados con la confirmación de la operación entre Bankia y Caixabank.

A su vez, el proceso de fusión se vio acelerado por la salida de Bbva del mercado estadounidense tras la venta de su negocio. Esto también llevó a que las acciones de ambos bancos se dispararan y crecieran 15%. En el caso de Sabadell, subieron 25%.

Pese a que las sospechas ya venían de tiempo atrás, la duda sobre cómo afectaría a los clientes permanece en el aire, y es que según reportes de Bain & Company, hasta 29% de la red de ambas entidades se solaparía, y en el caso de los clientes de Sabadell, se llevaría a cabo un cambio en Iban, como se le conoce a los números de cuenta en España.

Frente a productos de duración determinada, el Banco de España detalló que las condiciones pactadas antes de la fusión deben mantenerse intactas para todos los clientes, quienes seguirían pagando las mismas cuotas, tasas de interés o comisiones, según el producto contratado.

Con respecto a las tarjetas de crédito, se especula con posibles cambios en sus condiciones al tratarse de un producto con contrato indefinido, según señaló la prensa local. En cuanto a los inversionistas, cabe destacar que sus expectativas se mantienen altas a la espera del acuerdo y la forma en que se llevaría a cabo la operación. Según estimaciones de JPMorgan, la fusión aumentaría 47% el beneficio por acción del Bbva en 2022, de acuerdo con datos recogidos por el diario económico Expansión.

Se presume que Carlos Torres Vila, actual presidente de Bbva, sería el encargado de liderar la nueva institución bancaria. Entre los factores a tener en cuenta para esta decisión destacan la diferencia de tamaño y el hecho de que la institución vasca tenga un valor más alto en la Bolsa, el cual llega a unos US$28.427 millones que superan por mucho a Sabadell.