.
EE.UU.

Universidad de Columbia vuelve a clases remotas por protestas anti-Israel en campus

lunes, 22 de abril de 2024

El cambio es un esfuerzo para "desescalar el rencor y darnos a todos la oportunidad de considerar los próximos pasos", dijo el presidente de Columbia Minouche Shafik en un comunicado

Bloomberg

La Universidad de Columbia trasladó sus clases a Internet tras días de protestas antiisraelíes que sacudieron su campus neoyorquino y provocaron la condena de la Casa Blanca y el Ayuntamiento.

El cambio es un esfuerzo para "desescalar el rencor y darnos a todos la oportunidad de considerar los próximos pasos", dijo el presidente de Columbia Minouche Shafik en un comunicado. "Durante los próximos días, un grupo de trabajo formado por decanos, administradores universitarios y miembros del profesorado intentará resolver esta crisis", lo que incluye mantener conversaciones con los manifestantes.

Shafik está siendo objeto de un creciente escrutinio después de que la universidad llamara a la policía para desalojar una manifestación propalestina en el césped del campus. Los manifestantes quieren que la universidad se retire de cualquier inversión que "se beneficie del apartheid, el genocidio y la ocupación israelíes en Palestina". Pero sus críticos alegan que sus acciones han incluido discursos antisemitas, así como acoso e intimidación que hacen que los estudiantes judíos se sientan inseguros.

El donante multimillonario Robert Kraft instó el lunes a los dirigentes universitarios a poner fin a las protestas. "Me entristece profundamente el odio virulento que sigue creciendo en el campus", dijo en un comunicado. "Ya no confío en que Columbia pueda proteger a sus estudiantes y personal y no me siento cómodo apoyando a la universidad hasta que se tomen medidas correctivas". El Centro Kraft, que sirve como Hillel de la universidad, dará la bienvenida a los estudiantes y profesores judíos en el campus para reunirse pacíficamente, dijo.

Los campus de todo Estados Unidos han estado lidiando con este tipo de protestas y contramanifestaciones desde el ataque del 7 de octubre de Hamás contra Israel. Desde el ataque, Israel ha bombardeado Gaza, causando la muerte de unos 34.000 palestinos, en su mayoría civiles, según el Ministerio de Sanidad de Gaza, dirigido por Hamás.

Las actuales manifestaciones en Columbia se producen después de que la semana pasada Shafik declarara ante el Congreso en defensa de las medidas que, según ella, estaba tomando la universidad para proteger a los estudiantes judíos. Afirmó que se había "sacado de las aulas" a cinco profesores. Un administrador de Columbia que también compareció ante la comisión dijo que 90 estudiantes se enfrentan a medidas disciplinarias por su comportamiento.

Los manifestantes también piden "amnistía para todos los estudiantes y profesores disciplinados o despedidos en el movimiento por la liberación palestina", según una declaración de un grupo de organizadores estudiantiles de Columbia.

Un día después del testimonio de Shafik, más de 100 estudiantes de la Ivy League fueron detenidos por allanamiento de morada. Los manifestantes habían ocupado un césped del campus durante más de 30 horas y recibieron múltiples órdenes de dispersarse antes de que comenzaran las detenciones, según las autoridades.

"Nos hemos puesto conscientemente en peligro porque no podemos seguir siendo cómplices de que Columbia canalice el dinero de nuestras matrículas y subvenciones hacia empresas que se benefician de la muerte", afirmaron los organizadores de la protesta.

Las manifestaciones han continuado tanto dentro como fuera del campus, y han impulsado protestas similares en otras facultades, como la Universidad de Yale y el Instituto Tecnológico de Massachusetts. El lunes, la policía de Yale detuvo en el campus al menos a 40 manifestantes, acusados de allanamiento de morada en primer grado, según informó el Yale Daily News.

En general, Columbia no quiere policías en su campus, y la detención de la semana pasada fue "un caso excepcional", según Mike Gerber, subcomisario de asuntos jurídicos de la policía de Nueva York. La policía no hace cumplir las normas internas de la universidad, y aunque algunos estudiantes han denunciado que les han quitado sus banderas israelíes, no se ha denunciado ningún daño físico contra ningún estudiante, dijeron los funcionarios en una conferencia de prensa el lunes.

"Aunque todos los estadounidenses tienen derecho a protestar pacíficamente, los llamamientos a la violencia y la intimidación física contra los estudiantes judíos y la comunidad judía son manifiestamente antisemitas, inconcebibles y peligrosos", declaró Andrew Bates, Vicesecretario de Prensa de la Casa Blanca. "No tienen absolutamente ningún lugar en ningún campus universitario, ni en ningún lugar de los Estados Unidos de América".

La escalada ha suscitado preocupación entre la comunidad judía de Columbia, y uno de los rabinos de Hillel, Elie Buechler, habría dicho a un grupo de estudiantes judíos antes de la Pascua que regresaran a casa hasta que el campus fuera más seguro. El Hillel de Columbia emitió un comunicado en el que afirmaba que los estudiantes debían permanecer en el campus, pero que la escuela debía hacer más para protegerlos.

Columbia cuenta con unos 5.000 estudiantes judíos, que representan el 23% de los estudiantes universitarios y el 16% de los graduados, según la Liga Antidifamación.

"La angustia no da derecho a acosar", dijo el alcalde de Nueva York, Eric Adams, después de que la policía practicara detenciones la semana pasada. "No estamos en una ciudad sin ley".

La representante estadounidense Elise Stefanik, republicana de Nueva York, criticó el liderazgo de Shafik al frente de la universidad y pidió su dimisión. Virginia Foxx, republicana de Carolina del Norte, se hizo eco del sentir de Stefanik y afirmó que el hecho de que la escuela no restableciera el orden "constituye un incumplimiento grave de las obligaciones de la Universidad en virtud del Título VI, del que depende la ayuda financiera federal."

La carta de Foxx citaba múltiples supuestos casos de discurso antisemita, acoso e intimidación documentados por vídeos, fotografías y relatos de estudiantes.

Los organizadores de la protesta respondieron a esas críticas a última hora del domingo, afirmando que "rechazan cualquier forma de odio o intolerancia" y que "se sienten frustrados por las distracciones de los medios de comunicación centradas en individuos incendiarios que no nos representan".

La Universidad de Harvard restringió el acceso a Harvard Yard hasta el viernes para reducir la probabilidad de protestas disruptivas, según informó el periódico estudiantil de la universidad a última hora del domingo. Las restricciones incluyen controles aleatorios de las identificaciones universitarias y prohibiciones de artículos como tiendas de campaña y mesas sin autorización previa, informó el Harvard Crimson.

El presidente de Yale, Peter Salovey, respondió a las protestas en el campus de su universidad diciendo el domingo que, aunque Yale apoya "la libertad de expresión y el discurso civil", "tomará medidas disciplinarias de acuerdo con sus políticas".

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

China 17/05/2024 Empresa matriz de TikTok busca acelerar la demanda por ley de prohibición de EE.UU.

TikTok instó al tribunal de apelaciones a decidir sobre el fondo del caso antes del 6 de diciembre para que haya tiempo suficiente para solicitar una revisión de emergencia por parte de la Corte Suprema

Eslovaquia 15/05/2024 Primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, resultó herido en medio de un atentado

El parlamento de Eslovaquia suspendió su sesión mientras líderes de todo el espectro político reprendían el ataque

Argentina 16/05/2024 Argentina levanta la voz ante Rusia y le pide explicaciones por exploración petrolera

El Gobierno de Javier Milei ve que una zona de la Antártica se habría manipulado aún cuando solo hay permisos de fines científicos