RIPE:
EL ECONOMISTA

El presidente de la Industria Nacional de Autopartes, precisó que de enero a junio de 2020 se registró la caída del 6% en el empleo del sector

El Economista - Ciudad de México

La industria automotriz perdió cerca de 62.000 empleos durante el primer semestre de 2020, luego de la suspensión de labores por la pandemia de covid-19, de los cuales 55.000 se presentaron en las fábricas de las autopartes, el resto en la manufactura de autos y las agencias de ventas.

Óscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), precisó que de enero a junio de 2020 se registró la caída de 6% en el empleo del sector, al pasar de 867.000 a 812.000 fuentes laborales en el sector comparado con el mismo periodo de 2019.

Precisó que si bien durante la pandemia se preveía una caída de 40% en la producción de partes y componentes automotrices para el cierre de 2020, ahora conforme avanzan los meses, se percibe la mejoría del mercado estadounidense y la expectativa de factoraje también, para cerrar en US$76.421 millones, equivalente a la disminución de 22% respecto a 2019.

Al presentar el reporte automotriz a agosto de 2020, Fausto Cuevas, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), dijo que en las plantas armadoras de vehículos ligeros se trató de conservar el empleo, al ser un talento calificado, por lo que estimó la perdida de apenas 600 fuentes laborales.

No obstante, Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (Amda), sostuvo que se perdieron por lo menos unos 6.277 empleos en el área de comercialización de los autos.

De acuerdo con estimaciones de la Amda, en el primer semestre de 2020 se perdieron 4,8% del personal empleo en las agencias de autos.

Lea el artículo aquí.