Dos tercios de las personas en situación de pobreza vive en países de renta media

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

En el más reciente informe que mide el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM), presentado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) y la Iniciativa de Pobreza y Desarrollo Humano de la Universidad de Oxford (Ophi), Colombia ocupa el cuarto puesto en la región en proporción de pobreza multidimensional.

El porcentaje de población en situación de pobreza multidimensional para el país se ubicó en 4,8%, sin incluir el indicador de nutrición dentro de las estadísticas que indican “carencias en las tres dimensiones del desarrollo humano (educación, salud y nivel de vida) y revela el número de personas multidimensionalmente pobres y la intensidad de las carencias”, según explica el Pnud.

Otros de los indicadores que se dieron a conocer dentro del informe, es que Colombia tiene 40,6% en indicador de privación material (el grado de privación de las personas en un conjunto de dimensiones), 0,8% de la población en grave pobreza multidimensional y 6,2% de población que está vulnerable a la pobreza multidimensional.

Analizando otras estadísticas de países de la región, Bolivia obtuvo un indicador de población en pobreza multidimensional de 20,40%, seguido por Perú con 12,70% y México 6,30%. Después de Colombia se ubican Ecuador, con 4,50%: Paraguay, con 4,50%; y Brasil, con 3,80%.

Respecto a los resultados generales, la entidad dio a conocer que “este año más de dos tercios de las personas en situación de pobreza multidimensional (unos 886 millones) viven en países de renta media. Otros 440 millones viven en países de renta baja. Para ambos grupos, los datos analizados muestran que los promedios a nivel nacional pueden ocultar una enorme desigualdad en los patrones de pobreza de un país”, puntualizó en un comunicado oficial.

Achim Steiner, administrador del Pnud, también afirmó que “para combatir la pobreza necesitamos saber dónde viven las personas pobres. No están distribuidas uniformemente en cada país, ni siquiera dentro los hogares. El Índice Global de Pobreza Multidimensional de 2019 ofrece la información detallada que necesitan los responsables políticos para elaborar políticas mejor dirigidas y más efectivas”.

Otra de las conclusiones que arrojó el estudio es que “los niños y niñas sufren la pobreza más intensamente que los adultos y tienen más probabilidades de sufrir carencias en los 10 indicadores del IPM, al no tener acceso a servicios esenciales”.