Chile, Brasil y México están dentro de los cinco mercados emergentes a nivel mundial con el mayor aumento de la deuda este año

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Con cuatro naciones (Brasil, Perú, México y Chile) en el top 10 de los países con más casos confirmados para el nuevo coronavirus, los líderes de las naciones de América Latina no solo se están enfrentando a una carrera contra el tiempo para fortalecer los sistemas de salud, sino que también están haciendo frente al riesgo de caer en una nueva crisis de deuda peor que la de la década de 1980, señaló Financial Times en un artículo.

De acuerdo con la publicación, el riesgo que enfrentan las naciones en materia de deuda no es producto exclusivamente de la crisis generada por la pandemia, sino que se venía gestando desde antes. El continente venía luchando contra un crecimiento anémico, sistemas de salud débiles, bajos ingresos fiscales, altos niveles de endeudamiento y una excesiva dependencia de los envíos de productos básicos, citó el diario.

Estos factores que venían desafiando la estabilidad económica de la región se agudizaron con la llegada del patógeno, ya que los gobiernos han tenido que lanzar paquetes de alivios para diferentes sectores de la sociedad. Esto ha llevado a que “Chile, Brasil y México están entre los cinco mercados emergentes a nivel mundial con el mayor aumento de la deuda con respecto al PIB este año, según el Instituto de Finanzas Internacionales con sede en Washington”, reseñó FT.

En el caso de Chile, el medio británico resaltó que la deuda total de este país vecino aumentó 30% interanual en el primer trimestre. Mientras que la relación deuda con respecto al PIB de Brasil podría saltar de 76% del año pasado a cerca de 100% este año y “Colombia, la cuarta economía más grande de la región, tiene políticas gubernamentales más sólidas pero corre el riesgo de sufrir una rebaja en la primera mitad del próximo año por la debilidad de las finanzas públicas”, citó el medio.

Con base en esto, David Nieto Martínez, docente y coordinador del área financiera de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad El Bosque, explicó que el nivel de endeudamiento en los países de América Latina como consecuencia de la pandemia por el covid-19 ha venido en aumento, debido a que los países han tenido que usar recursos adicionales para afrontar la falta de capacidad en materia de salud que existía.

“El Banco interamericano de Desarrollo ha dicho que el promedio de deuda con respecto al PIB es de 62%. Esta es una cifra alarmante debido a que se buscarán estrategias en el mediano y corto plazo de recuperación a través de reformas fiscales. Esto pone en riesgo la calificación de riesgo de los países, lo que genera una posible caída de confianza de los inversionistas extranjeros”, aseguró Nieto.

LOS CONTRASTES

  • David Nieto Martínez Docente en la Universidad El Bosque

    “En materia de endeudamiento vemos, como lo ha manifestado el Banco Interamericano de Desarrollo, el promedio de deuda con respecto al PIB es de 62% para la región”.

Lo que señala el docente de la Universidad El Bosque sobre el riesgo de la baja confianza por parte de los inversionistas es alarmante, ya que José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) señaló que “los inversores tenían poca tolerancia al aumento de la deuda en mercados emergentes. Una vez que la deuda de un país pase 50% del PIB se pone en advertencia, una vez que pasa 60% se pone en luces intermitentes y una vez que pasa 70% o 75% se disparan todas las alarmas”.

Este panorama en materia de deuda ha llevado a que Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) anunciara en reiteradas ocasiones que una de las recomendaciones que hacen los expertos desde el organismo es que “los esfuerzos nacionales deben ser apoyados por la cooperación internacional para ampliar el espacio de política a través de mayor financiamiento en condiciones favorables y alivio de la deuda. Asimismo, avanzar en la igualdad es fundamental para el control eficaz de la pandemia y para una recuperación económica sostenible en América Latina y el Caribe”.

Políticas de Chile y Perú, dos ejemplos
Según el artículo de Financial Times los inversionistas podrían favorecer a aquellos territorios que partieron de una mejor base, es decir que tenían excedentes antes de la crisis actual. “Perú y Chile son los mejores ejemplos, ya que la estrategia de financiamiento de Perú antes del covid era prácticamente una política de deuda cero”, dijo María Antonieta Alva, ministra de Finanzas de Perú, quien agregó que la relación deuda/PIB del país fue de 26% a fines del año pasado e incluso después de un generoso plan de estímulo, solo se pronostica que subirá casi 30%”.

Para leer el artículo completo haga clic aquí.