Inversionistas esperan las elecciones pero, el panorama no se limitaría al 3 de noviembre, se ven impactos a corto y largo plazo

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

En tan solo cinco o seis días se conocerá quién será el presidente de Estados Unidos, y tal como se ha evidenciado en el movimiento de los mercados, los inversionistas, a la par con los ciudadanos estadounidenses, estarían a la expectativa.

La variación en el precio del dólar con la elección de uno u otro candidato es uno de los elementos que más genera incertidumbre, sin embargo, para los analistas el panorama estaría claro con un fortalecimiento de la moneda en caso de que Donald Trump sea reelegido, y una presión a la baja si el que gana es el candidato Joe Biden.

“Tenemos la idea de que Biden es mucho más amigable con el comercio internacional y con los países emergentes, de tal manera que uno pensaría que, junto con eso, se debilitaría un poco el dólar porque se reactiva la economía mundial, y generaría un poco de apreciación de las monedas emergentes, junto con una reactivación importante en el comercio internacional”, explicó el economista principal de Scotiabank Colpatria, Sergio Olarte.

En esto coincide Alejandro Mazo, director de Investment Advisory Group en BTG Pactual, quien explica que si bien el dólar debería tener en el largo plazo una tendencia débil, esta podría acelerarse con la elección de Biden. Para el economista una mayor expansión fiscal, commodities fortalecidos, y una relación más tranquila entre EE.UU. y China influirían.

Mazo reitera que la balanza está inclinada hacia Biden, sin embargo, explicó que en caso de ganar Trump el dólar podría fortalecerse. “Hay un factor importante, el geopolítico, Trump ha sido supremamente agresivo en las políticas de comercio con China y eso ha sido uno de los factores que más ha generado ese ruido en la fortaleza del dólar. Bajo un escenario de Donald Trump presidente, el dólar en el corto plazo debería mostrar una fortaleza”, explicó.

Otro de los puntos que influirían en el comportamiento del mercado sería el manejo que el nuevo presidente le de a la pandemia y al petróleo. Por ahora, como se ha visto en los últimos meses, Trump ha mostrado su apoyo al sector petrolero y ha optado por mantener activa la economía en medio de la pandemia, panorama que podría cambiar con Biden, quien se ha enfocado en las energías limpias y un mayor control frente a la mitigación del virus.

Los efectos en el mercado, entonces, podrían analizarse con dos panoramas distintos: a corto y largo plazo. Para el analista económico Fernando Chacón, las propuestas de Biden podrían percibirse como menos favorables a corto plazo, por su iniciativa de aumentar impuestos; regulaciones ambientales que podrían afectar el sector petrolero y las restricciones en la apertura económica.

“Su iniciativa respecto a mayor nivel de gasto en infraestructura y educación y una mejor relación en términos comerciales con otras economías, podría representar un impulso y una menor volatilidad para el mercado en el largo plazo”, comentó Chacón.

En el caso de Trump, señala que el mercado podría esperar una continuidad en el marco regulatorio, impuestos bajos, apoyo al sector petrolero, y medidas amigables con el mercado. Sin embargo, la tensión con China y las medidas comerciales podrían mantener la volatilidad.

“En el largo plazo la historia podría ser favorable en cualquiera de los resultados, dependerá en gran medida de la configuración que resulte en el Senado y la capacidad para impulsar la recuperación económica en medio de la coyuntura actual. Ambos tienen credenciales para hacer un buen trabajo”, concluyó Chacón.

LOS CONTRASTES

  • Sergio OlarteEconomista principal Scotiabank Colpatria

    “Con Biden, pensamos que va a haber más gasto público en EE.UU. y adicionalmente, es, en el corto plazo, mejor para los países emergentes en término de sus monedas”.

  • Alejandro ReyesEconomista Principal de Bbva Research

    “Para los mercados, locales y globales, reducir la incertidumbre puede ser muy positivo, y ello posiblemente se mapeará en los mercados. Las formas serán relevantes”.

Por lo menos, en el manejo de la pandemia, que ha sido otro de los protagonistas de la volatilidad, los expertos apuntan a que Biden estaría más preparado; en esto coincide el economista principal de Bbva Research, Alejandro Reyes, quien explica que esto podría ayuda a que su elección se vea de manera más positiva; mientras que la elección de Trump, podría significar un aire positivo para las empresas.

“Sectores podrán tener diferentes respuestas, las energías verdes y los tecnológicos pueden tener mejor desempeño que las petroleras, por ejemplo en el caso que Biden sea presidente, mientras que lo contrario podría ocurrir con Trump reelecto”, añadió Reyes.

Tal como explican los expertos, cada candidato podría beneficiar sectores diferentes, sin embargo, la gobernabilidad y las actuaciones futuras dependerán, también, de la conformación del Congreso.