El incremento en el número de contagios a nivel mundial causó pánico en los mercados, América latina teme por posibles medidas de aislamiento

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

Nueva jornada de números rojos en los mercados bursátiles del mundo. El rebrote del covid-19 en Europa y las medidas que se están tomando para contrarrestar la sobre ocupación en hospitales llevaron a una sesión de incertidumbre entre los inversionistas.

Ayer las principales plazas bursátiles presentaron varias caídas; el Euro Stoxx 50 cedió 3,49%; el Ftse 100 londinense cayó 2,55%, el CAC francés perdió 3,37%, el indicador de la bolsa alemana se hundió 4,17% y el Ibex español fue el más golpeado con pérdidas por 6,1% en las últimas tres jornadas.

“La renta variable europea han ahondado en su senda bajista, y la Bolsa española ha agravado las pérdidas de los dos días anteriores. La jornada de hoy ha supuesto otro varapalo y el Ibex se ha dejado 2,66% hasta los 6.474 puntos, en niveles del mes de mayo”, explicó el diario español Expansión.

El desplome también se presentó en América, así en Wall Street, con caídas de 3,52% en el S&P 500; 3,43% en el Dow Jones y 3,73% en el Nasdaq mandaron la tendencia para toda la región, incluso el Nikkei japonés perdió 0,29%.

“Las acciones, sobre todo en EE.UU. se habían repuntado muy bien, pero los valores ya estaban sobrevalorados, hay una corrección normal de mercados, cae -2% y se generan, también, problemas con la reactivación económica, especulan a la baja con el precio del petróleo, esto nos lleva a que las monedas de países emergentes se devalúen y que haya una corrección de precios que puede ser aprovechado por los inversionistas para comprar activos”; explicó Andrés Moreno Jaramillo, analista económico y bursátil.

Así, las monedas de la región se depreciaron a la par con sus bolsas de acciones; el peso colombiano cayó 0,82%, mientras el Colcap lo hizo 2,98%; el peso mexicano cotizó con una caída de 0,56% y su índice S&P/BMV IPC cayó 1,58%; y, la moneda peruana perdió 0,25% mientras la Bolsa de Lima lo hizo 2,82%.

Moreno comenta que con los nuevos rebrotes y la gente quedándose en casa la reactivación económica puede ser mucho más lenta. “El mercado de pronto no estaba esperando que la segunda ola fuera tan severa; estamos en un momento de entrega de resultados financieros de varias compañías y si se le suma el componente Trump de las elecciones presidenciales, hay un caldo de tensiones suficientemente fuerte como para que los compradores se aíslen del mercado y los vendedores ganen el pulso”, añadió.

Pero, ¿cuál es el temor de la segunda ola? en Europa ya se habla de un rebrote, que ha obligado a gobiernos a implementar nuevas medidas de aislamiento y cerrar algunos sectores. En España, por ejemplo, desde los primeros días de octubre se vio un repunte en los contagios que ya suman 1,12 millones, lo que obligó a decretar toques de queda nocturnos obligatorios.

La medida se replicó en algunas ciudades de Italia y al finalizar el día el presidente de Francia anunció el cierre nacional. “El virus está circulando en Francia a una velocidad que ni el pronóstico más pesimista preveía”, dijo Macron en un discurso televisado. “Las medidas que hemos tomado han resultado insuficientes para contrarrestar una ola que afecta a toda Europa”, concluyó.

En Alemania se han restringido, entre otras cosas, la apertura de bares, restaurantes. Ante el panorama, crece la incertidumbre en América Latina de si será necesario volver a las cuarentenas estrictas o si las medidas que hasta el momento se han implementado serían suficientes para afrontar el incremento en los contagios

LOS CONTRASTES

  • Baltazar GuerreroMédico epidemiólogo de Heel Colombia

    “Todavía no podemos hablar de una segunda oleada de covid-19 ya que no hemos tenido una disminución de los casos, nuestros casos, por ahora, han venido en ascenso”.

  • Carlos CasasDecano Economía y Finanzas Universidad del Pacífico, Perú

    “Volver a una cuarentena generalizada sería contraproducente por los efectos que han habido sobre la economía en general de los países que lo llevaron a cabo”.

Según explica Baltazar Guerrero, médico epidemiólogo de Heel, solo hay tres puntos que podrían impulsar a cierres obligatorios como durante el primer semestre del año: un porcentaje muy elevado en los casos, un aumento en la tasa de mortalidad exponencial y un porcentaje de ocupación de las UCIs por encima de 90%.

“En la primera oleada en Europa se alcanzó a tener tasas de mortalidad que superaban 8%, hoy en Colombia estamos en 3%, muy por debajo del promedio que es casi 4,5%, entonces la tasa de mortalidad es un indicador que nos da un poco de tranquilidad”, dijo Guerrero.

Carlos Enrique Trillos, médico epidemiólogo señala que el virus sigue activo, con lo que es necesario seguir con las medidas preventivas vigentes, “si no queremos volver a cuarentenas estrictas, que, si bien en principio no veo próximas, es importante que todos colaboremos con responsabilidad”, dijo.

Brasil, Argentina y Colombia son los países de la región con más casos, suman cerca de 7,6 millones y unas 217.000 muertes. Frente a las cifras, el médico epidemiólogo y patólogo, Rafael Parra-Medina, señala que es posible que en América Latina, se deba cerrar. “No sería descabellado que nos toque volver a tener una cuarentena, depende de la política si será estricta como la que hubo”, precisó.

“Yo creo que no es necesario cerrar las economías, sino que hay que tener un tratamiento focalizado y llevar a cabo medidas sanitarias. Cerrar todo otra vez sería demasiado costoso”, añadió Carlos Casas, decano de la Facultad de Economía y Finanzas de la Universidad del Pacífico en Perú.

Manifestaciones en Europa por las nuevas medidas de aislamiento
Luego de que los gobiernos europeos hubieran flexibilizado sus medidas de aislamiento, tras la segunda ola de contagios, los gobiernos volvieron a implementar controles más estrictos e incluso se implementaron toques de queda nocturnos obligatorios en algunas ciudades. Este anuncio habría enfurecido a varios ciudadanos en países como Italia, en el que en los últimos días se han presentado varias protestas y manifestaciones alegando “libertad”. En Irlanda, República Checa y Alemania también se han implementado controles y cierres en algunos sectores.