La Secretaria Ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, presentó un libro en el que se detalla el impacto que tiene el cambio climático

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) publicó recientemente el libro ‘La emergencia del cambio climático en América Latina y el Caribe: ¿seguimos esperando la catástrofe o pasamos a la acción?’, en el que se destaca que Chile y Uruguay sobresalen en la región por sus avances en materia de políticas de adaptación a las nuevas condiciones climáticas que enfrenta el mundo.

De acuerdo con el documento, Chile cuenta con un plan nacional de adaptación y con siete planes sectoriales asociados a los sectores de biodiversidad, pesca y acuicultura, salud, infraestructura, ciudades, energía y silvoagropecuario; y Uruguay también tiene planes nacionales de adaptación para las ciudades y para la zona costera.

Además de lo anterior, el organismo, que tiene como secretaria ejecutiva a Alicia Bárcena, destacó que la preparación y ejecución de planes nacionales de adaptación (Pnad) por parte de los gobiernos puede no solo contribuir a mitigar el impacto ambiental, sino también generar beneficio económicos.

“De acuerdo con el informe de la Comisión Global de Adaptación (2019), invertir US$1,8 billones a nivel mundial, de 2020 a 2030, en cinco áreas que cuentan con un gran potencial para obtener elevados retornos de las inversiones en adaptación (sistemas de alerta temprana, infraestructura resiliente al clima, producción mejorada de cultivos agrícolas en tierras secas, protección global de los manglares e inversiones para hacer que los recursos hídricos sean más resilientes) podría generar US$7,1 billones de en beneficios netos totales”, citó la Cepal en el texto.