La Superintendencia Financiera certificó que este interés máximo que los bancos pueden cobrar en créditos de consumo seguirá inalterado

Juan Sebastian Amaya

La Superintendencia Financiera certificó que la tasa de usura para julio será de 27,18% efectivo anual. Este es el interés máximo que un banco o una entidad crediticia podrá cobrarles a sus clientes en un crédito de consumo y ordinario, como las tarjetas de crédito.

Lo anterior significa que la tasa de usura no presentará ningún cambio para el próximo mes, pues paar junio también se ubica en 27,18%.

El regulador también certificó que el Interés Bancario Corriente efectivo anual para la modalidad de crédito de consumo y ordinario es de 18,12%, lo cual representa continuidad en relación con la anterior certificación (18,12%).

Entre tanto, el interés máximo para la modalidad de consumo de bajo monto es de 34,18% hasta el próximo 30 de septiembre de 2020, cifra que tampoco presentó cambios.