El segmento de consumos es el que más alivios en periodos de gracia ha recibido hasta el momento

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

Tras una reunión con el presidente Iván Duque, los bancos del país reiteraron su compromiso con el Gobierno Nacional, con los empresarios y los trabajadores para superar la crisis generada por la expansión del covid-19. Por medio de un comunicado de prensa, el sector financiero recordó que ha "implementado una serie de medidas con el objetivo de aliviar el flujo de caja de las personas y empresas afectadas por la emergencia sanitaria, social y económica".

En la nota recordaron que, hasta el momento, esos alivios han beneficiado a más de seis millones de colombianos, que han podido refinanciar sus créditos por $137,5 billones. Asimismo, resaltaron que gracias a las líneas de crédito de Bancóldex y el Fondo Nacional de Garantías, se han realizado 54.789 solicitudes de garantías equivalentes a $4,6 billones. Esto permitirá, según los bancos, convertir el dinero en créditos para el pago de nómina de las 32.613 pymes y microempresas beneficiadas por un valor equivalente a $2,8 billones.

"A esto se suman $23,5 billones desembolsados en otras líneas de crédito entre el 24 de marzo y el 17 de abril. De estos, $18,8 billones fueron para Pymes y grandes empresas y $2,3 billones para créditos de consumo de personas naturales", agregó la nota de prensa.

La reunión inició sobre el medio día en la que representantes de los principales bancos del país se reunieron con el presidente Iván Duque y algunos de sus ministros, con el objetivo de recomponer la comunicación y la confianza que se habían deteriorado en las últimas dos semanas.

"Cada día, seguiremos en la búsqueda de soluciones que le permitan al país mantener la mayor cantidad de empleos y recuperar en el menor tiempo posible, la senda de crecimiento, actuando con toda la responsabilidad que nos compete frente a los millones de colombianos que nos han confiado sus ahorros", agregaron.

A la reunión también asistieron la vicepresidente Marta Lucía Ramírez, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla; el superintendente Financiero, Jorge Castaño, el presidente de Scotiabank Colpatria, Jaime Upegui; el presidente de Bancolombia, Juan Carlos Mora; Efraín Forero, el presidente de Davivienda; y Mario Pardo, presidente de Bbva.

Muchas personas naturales y jurídicas se habían quejado ante la Superintendencia Financiera y representantes del Gobierno sobre la lentitud con la que se han trasladado los recursos públicos destinados a mejorar la situación económica de los afectados por el covid-19 y que, según las denuncias, se están represando en el sector financiero.

La carta es firmada por Jaime Upegui, presidente de Scotiabank Colpatria; Juan Carlos Mora, presidente de Grupo Bancolombia; Alejandro Figueroa, presidente del Banco de Bogotá; Mario Pardo, presidente de Bbva Colombia; Efraín Forero, presidente de Davivienda; Álvaro Pimentel, presidente del Banco Itaú; Gregorio Mejía, presidente de Bancompartir; Miguel Charria, presidente de Bancamía; Juan Camilo Ángel, presidente de Av Villas; Diego Prieto, presidente de Banca Caja Social; César Prado, presidente de Banco de Occidente; Javier Díaz, presidente de Bancodex; Sergio Muñoz, presidente de Banco Falabella; Orlando Forero, presidente del Banco Finandina; Carlos Upegui, presidente del Banco Popular; Manuel de la Cruz, presidente del Banco del Santander; José Alejandro Guerrero, presidente del Banco W; y Leonor Melo, presidente del Banco Mundo Mujer.

El debate previo
El presidente Iván Duque, en entrevista con La Fm, les hizo un llamado de atención a los bancos. El Primer Mandatario recordó que "como Gobierno tuvimos la lección de una garantía de 50%, y 60%, no fueron atractivas hasta que llegamos a 90%. Así que no hay pretexto para no hacerlo. Entendemos, también, la prudencia de que se deben hacer los análisis de riesgo, pero necesitamos conciliarlos con velocidad”.

Adicionalmente, el presidente de Scotiabank Colpatria y de la junta directiva de Asobancaria, Jaime Alberto Upegui, respondió en Inside LR que de parte de todo el sector  "hay un gran ánimo de participar en todas estas medidas del Gobierno y del presidente Duque para asegurar que podamos movilizar estos recursos en la forma más rápida para proteger el empleo y a las empresas colombianas. Todo el interés es de apoyar al pueblo colombiano, apoyar la industria, apoyar el empleo y tenemos obviamente toda la disposición de apoyar las decisiones del presidente Duque".

Vale recordar que a principios de esta semana, se realizó un debate en la Comisión Tercera del Senado de la República en la que se evaluó el papel que ha tenido este sector en la crisis. En ese momento, Santiago Castro, presidente de Asobancaria, quien participó como invitado a la discusión, aseguró que los bancos debían analizar muy bien la decisión de prestar o no dinero, pues dijo que el sector financiero no es dueño de casi 90% de los activos del sector, ya que quienes son los dueños son los ahorradores.

Castro aseguró que es probable que haya pérdidas este año y destacó que los dividendos se fueron a más de 140.000 accionistas. El presidente de Asobancaria  también destacó que se han presentado reducciones en las tasas de interés de las tarjetas de crédito, microcrédito y vivienda, durante este mes de cuarentena.

En este mismo debate, el viceministro Técnico de Hacienda, Juan Pablo Zárate, respondió que este es un momento en el que hay un choque de ingresos, pero es el momento más difícil para el otorgamiento de los créditos, ya que el riesgo aumenta. "Todo el sistema está en estrés, los agentes necesitan crédito, pero hay un riesgo significativo", dijo el funcionario.

Para ello, Zárate recordó que el Gobierno ha buscado dar todos los insumos para reducir ese riesgo, sumado a las medidas anunciadas por el Banco de la República. Para esto, hizo un recuento sobre las líneas del Fondo Nacional de Garantías y los subsidios que se han dado a esa oferta de crédito.

Según el regulador, con corte al miércoles 22 de abril, el sistema bancario en Colombia ha otorgado periodos de gracia a 6,19 millones de deudores, con 7,73 millones de créditos por un saldo de cartera de $137,51 billones.

Según las cifras de la Superfinanciera, el segmento de consumo, con un monto total de $52,96 billones, es el que mayores beneficios ha obtenido durante esta coyuntura provocada por el covid-19.

Solo en tarjetas de crédito, los beneficios aplicados fueron para 2,6 millones de personas, con 3,2 millones de plásticos por un saldo de $8,04 billones. Los créditos comerciales son el segundo segmento con mayores beneficios de periodos de gracia, con $45,80 billones. Continúan los créditos de vivienda, con $36,50 billones; y los microcréditos, con $2,23 billones.