El Jefe de Gobierno, además, se refirió a que no hay condiciones para reanudar la liga de fútbol profesional

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Desde que empezó la crisis por el Covid-19 el Gobierno Nacional dijo que empezarían varias etapas de créditos con líneas especiales para que las empresas puedan financiar sus operaciones, y especialmente los gastos asociados al pago de las nóminas.

El problema es que muchos empresarios, independientemente de si son, grandes, pequeñas o medianas compañías, se han quejado de que los bancos estaban demorando la aprobación de los créditos por los temores al riesgo del no pago.

Por esto mismo, el presidente de la República, Iván Duque, dijo en entrevista con La FM, que el Estado está colocando una garantía de 90% para financiar esas nóminas de las Pyme. De hecho recordó que inicialmente, “como Gobierno tuvimos la lección de una garantía de 50%, y 60%, no fueron atractivas hasta que llegamos a 90%. Así que no hay pretexto para no hacerlo. Entendemos, también, la prudencia de que se deben hacer los análisis de riesgo, pero necesitamos conciliarlos con velocidad”.

El Jefe de Gobierno fue insistente al recordar que un margen de cobertura de este tipo debe ser también un mensaje para que el sector bancario coloque los recursos de las líneas especiales que se han movido desde Bancoldex, Finagro y el Banco Agrario.

“Esa es una garantía no solamente supremamente alta, sino que además quita cualquier argumento de ser conservadores frente a la concentración de riesgos, porque estamos hablando de atender una emergencia”, dijo Duque.
Reconoció que le pidió al superintendente Financiero, Jorge Castaño, que “tenga el ojo abierto y donde vea actitudes de quienes quieran ser vampiros que saquen provecho de la crisis, se apliquen medidas regulatorias”. Castaño, recientemente, señaló que se está haciendo una revisión a los procesos que tienen los bancos para asegurar que las empresas sí se puedan beneficiar de los préstamos.

El fútbol sigue suspendido
Además de prolongar la cuarentena hasta el 11 de mayo, el Gobierno también agregó que se permitirá desde el 27 de abril que las personas salgan a los parques, o a no más de 1 kilómetro a la redonda de su casa, para hacer actividad física.

De la mano de ese anuncio surgieron dudas como si ya se considera reanudar la liga profesional de fútbol a puerta cerrada. Pero el Presidente fue claro al recordar que aún no están las condiciones para ello, pues hasta el momento no existen garantías para la salud de los jugadores.

“Con el ministro del Deporte, Ernesto Lucena hemos visto lo que dicen los expertos y lo que pasa en el mundo. Pero es difícil garantizar más de 20 equipos sin que ningún jugador tenga coronavirus, adicional a ellos el equipo de soporte, los cuerpos técnicos, es muy complicado. Pero además de eso, los expertos de las ligas de Europa dicen que cuando se tienen 22 personas en deporte de alto rendimiento, con pulsaciones elevadísimas, el nivel de distanciamiento tiene que ser aún más grande, la distancia debería ser el doble de los dos metros recomendados. Eso lo hace impracticable”, señaló Duque.

Finalmente, el Jefe de Gobierno, concluyó que así las cosas, “las condiciones no están”, puesto que “por más que la Dimayor diga que este camino es posible, tengo que privilegiar la salud, y por eso no hay factores para garantizar que ninguno va a estar protegido en un entorno de canchas abiertas”.

La discusión se abrió por estos días luego de que la Federación Colobiana de Fútbol, y la Dimayor habían entregado al Mindeporte un protocolo para empezar de nuevo con la Liga. Parte de este documento también se basaba en que el sector pasa por una crisis económica fuerte y piden ayuda.