Las cooperativas de ahorro, crédito y financieras han ofrecido alivios a sus asociados por más de $4,4 billones en 358.806 operaciones

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co

Con la propagación del covid-19 en el país y sus consecuencias económicas, el sector cooperativo implementó la aplicación de periodos de gracia para contener el deterioro de los deudores, así como estrategias para continuar prestando su servicio. Ricardo Lozano Pardo, superintendente de la Economía Solidaria, hizo un balance de las medidas implementadas en el sector por la coyuntura.

¿Cuál es el panorama actual de las cooperativas en Colombia?
Al cierre del mes de junio de 2020, las cooperativas de ahorro y crédito no presentan problemas de liquidez, sus depósitos se han incrementado y los desembolsos de cartera han disminuido; lo anterior, se traduce en que en el consolidado se mantienen buenos niveles de liquidez. Como consecuencia de lo anterior, se ha observado que ha aumentado el nivel de recursos disponibles en inversiones, como alternativa al uso de esos mayores recursos disponibles.

¿Cómo se ha comportado la colocación de créditos?
La colocación de la cartera de créditos se ha desacelerado como consecuencia de una menor demanda de créditos, pues las familias han enfrentado menores flujos de ingresos y ese factor restringe su inclinación a endeudarse, en el mismo sentido, dada la disminución de la actividad económica las empresas han demandado menores recursos y, por otro lado, se ha visto que las cooperativas están siendo cautelosas en sus desembolsos.

¿Cuántos alivios han ofrecido por la coyuntura?
El sector cooperativo con actividad financiera ha ofrecido alivios a sus asociados por un monto de $4,4 billones, en un total de 358.806 operaciones. No obstante, y a pesar de los alivios otorgados, la cartera ha mostrado una tendencia al deterioro que era previsible.

¿Hay solidez para enfrentar esta crisis?
Con la aplicación del Modelo de Simulación, en este caso de Liquidez, se pudo observar que en el inmediato futuro las cooperativas no tendrían problemas de liquidez, con lo cual se puede decir que en esta variable hay sostenibilidad financiera adecuada.

LOS CONTRASTES

  • Enrique Valderrama Jaramillo Presidente de Fecolfin

    “El hecho de que nuestra base social se haya fortalecido en más de 29.000 nuevos asociados ratifica que hay credibilidad, confianza y mayor reputación, pese a una regulación inequitativa”.

La recomendación es que las organizaciones no se descuiden con este tema, pues de su buen manejo, como se ha dado hasta ahora, depende que haya futuro.

Como consecuencia de todo lo anterior, se prevé que al final del año el sistema como un todo no generará excedentes o si los hay, estos serán de menor cuantía e inclusive algunas cooperativas puede que presenten pérdidas.

¿Qué medidas se expedirán para que el sector pueda tener corresponsales bancarios de forma más rápida?
Se trata de una metodología que ha consistido en pasar de una autorización previa exhaustiva a una autorización inicial básica y complementada con una supervisión posterior, de forma que la organización solidaria acorte los tiempos del proceso para lograr la autorización respectiva, pero certificando y avalando por sus órganos de control y de dirección que se han cumplido con los requisitos.

Las quejas que se han presentado
Según el superintendente Lozano, algunas de las quejas que se han presentado ante la entidad se debe a que en muchos casos el alivio financiero que se otorga no cubre la expectativa de los solicitantes y eso hace que se generen molestias contra las cooperativas. “La regulación que ha emitido la Supersolidaria ha hecho énfasis en la prudencia al otorgar los alivios, porque por mucha necesidad que se haya detectado, se requiere que al otorgar los alivios se hagan los análisis técnicos y financieros apropiados, y se determina la capacidad de lado y lado para otorgarlo”, aseguró.