Los créditos de consumo llegaron a $155,4 billones, con un alza de 11,54%, mientras que el aumento de la cartera comercial fue 10 veces menor, con 0,99%

Juan Sebastian Amaya

Los colombianos cada vez están consumiendo más a través de deudas ante entidades crediticias, esta es una conclusión que dictan las cifras de los más recientes resultados del sistema financiero, con corte a noviembre de 2019, publicados por la Superintendencia Financiera.

La anterior afirmación se argumenta porque la cartera de consumo, es decir la totalidad de las deudas que las personas sostienen con establecimientos crediticios a través de tarjetas de crédito y préstamos para la compra de bienes y servicios, aumentó 11,54% y alcanzó los $155,4 billones en el periodo en mención. En monto, esa cartera creció $21,2 billones en el último año.

Al hacer la comparación con la cartera comercial, que comprende la relación crediticia entre empresas y compañías del sector financiero, las deudas de las personas avanzaron 10 veces más, pues el segmento comercial solamente incrementó 0,99% y llegó a $258,5 billones. La cifra tuvo un alza anual en recursos de $12 billones.

Al respecto, el superintendente financiero, Jorge Castaño, aseguró que este comportamiento en las compras y créditos para el consumo demuestran una recuperación económica nacional y un mejor dinamismo en la oferta para los consumidores.

“Es una consolidación de las tendencias en el control de riesgo sin que se altere la oferta de crédito a la economía. Vemos buenas tasas de interés, crecimiento de los depósitos y de la cartera adecuada al ritmo de la economía”, dijo Castaño.

Al consolidar la cartera bruta, que contempla todas la emisión de créditos de las entidades financieras a personas y empresas para cualquier destinación, el índice aumentó 4,91% y se ubicó en $503 billones.

Además del gran avance en el segmento de consumo y el leve alza en el comercial, la cartera de vivienda también mostró un destacado fortalecimiento anual de 6,9%, para un total de $75,9 billones, con $7,5 billones más si se compara con los $68,4 billones registrados a noviembre de 2018.

Por su parte, la cartera de microcréditos, destinados especialmente a pequeñas y medianas empresas (Pyme) a través de montos bajos, subió 0,38% hasta los $13 billones, que significaron $500.000 millones más en créditos de financiación durante los últimos 12 meses.

Al respecto, el vicepresidente de estrategia y finanzas del Banco Agrario, Camilo Rincón, señaló que este buen resultado en la cartera de consumo demuestra una tendencia positiva en la economía colombiana, marcada por una recuperación enfatizada en el gasto.

“En 2019, el comportamiento de la cartera de consumo fue el que más sobresalió y eso está muy en línea con una mejor dinámica en el país, incluso el flujo migratorio venezolano contribuyó con un mejor gasto”, comentó.

Por su parte, agregó que el segmento comercial creció levemente y podría continuar con un fortalecimiento durante este año. Finalmente, advirtió que la preocupación se centra en cartera hipotecaria “porque hay exceso en la oferta y muchas constructoras con inventarios”.